Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián calcula que la capitalidad cultural generará 221 millones

Un informe elaborado por el Ayuntamiento espera que en 2016 se generen 1.804 puestos de trabajo y 1,4 millones de personas visten la ciudad

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, durante su comparecencia.
El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, durante su comparecencia.

1.804 puestos de trabajo, 1,4 millones de visitas, y 221 millones de euros. San Sebastián 2016 parece haberse convertido en un gran revulsivo económico, al menos según las cuentas del Ayuntamiento, que ha elaborado un informe sobe el impacto de la capitalidad en la ciudad. El alcalde, Juan Karlos Izagirre, no obstante, ha llamado a la prudencia durante la presentación esta mañana de las conclusiones del estudio, porque la crisis puede terminar por echar por tierra cualquier tipo de cálculo.

El estudio se ha realizado con los resultados del informe Palmer, un dossier sobre el impacto económico que las capitales europeas culturales hasta 2003 y con cifras facilitadas por otras ciudades que obtuvieron el reconocimiento. Los principales resultados que arroja el estudio son la creación de 3.700 puestos de trabajo temporales o 1.804 de duración anual, una cifra de visitantes astronómica de 1,4 millones, y una repercusión económica en el sector servicios de 221 millones, más de la mitad del presupuesto anual de la ciudad.

"Hay que mirar más allá de 2016 para no dejar una ciudad sobreendeudada y sobredimensionada a nivel de infraestructuras como ha ocurrido en otros lugares", ha puntualizado Izagirre, acompañado del concejal de Turismo, Josu Ruiz, y del gerente de Fomento de San Sebastián, Euken Sesé, organismo encargado de redactar el informe.

Otra de los principales impulsos parejo a San Sebastián 2016, según los cálculos del Ayuntamiento, es el fomento de la industria cultural. Un sector en el que trabajan 3.023 personas en la capital donostiarra y que hizo que en Londres se incrementara un 26% durante su capitalidad, y un 16% en los años posteriores.

El texto además plantea la posibilidad de crear una tasa turística, una medida que según ha defendido el alcalde todavía está en estudio, pero en cuyo caso su implantación equipararía a San Sebastián con otras ciudades, y recoge una serie de recomendaciones. Entre los deberes pendientes o sugerencias, destacan la idoneidad de unir peatonalmente San Sebastián con Chillida-Leku, que el centro, cerrado por ser deficitario, esté abierto en 2016, la construcción de la estación de autobuses y mejorar las conexiones con los aeropuertos de Hondarribia y Biarritz.