El coche eléctrico redibuja su mapa

Hiriko pone los pies en la tierra para hacer viable la industrialización y el comercio de sus modelos. Se prevé su salida el primer semestre de 2013

adrián ruiz de Hierro (EFE)

Del proyecto inicial y utópico de transporte sostenible para la ciudad que preveía soluciones avanzadas de I+D tanto en la dirección como en la motricidad, se ha pasado a un coche electrico espectacularmente diseñado pero con unos sistemas tradicionales para facilitar la certificación de sus piezas.

Acabada ya la fase básica del diseño que se ha completado sobre todo con fondos públicos, —más de 12 millones de euros sólo de los presupuestos generales de España y una pequeña parte del Gobierno vasco— el consorcio de empresas que forman Hiriko, y la asociación que lo ha impulsado, Afypaid, han dado un giro radical y será a partir de ahora la sociedad Hiriko Cars, ya constituida, la que se encargará de producirlo en serie y ponerlo en el mercado.

La fecha que se maneja ahora para su puesta de largo en el mercado es el primer semestre de 2013, y el segundo, es considerado clave en el entorno del proyecto como para empezar a dar respuestas concretas a la demanda de unidades. La garantía de que el proyecto va en serio es que el exdirector de industrialización de Mercedes Benz para España y Portugal, Armando Gaspar está al frente del proyecto.

Fuentes consultadas por EL PAÍS explican la evolución del coche como “una adaptación” lógica a los requisitos de homologación de España y de la UE. “Hemos de concebir los vehículos presentados recientemente tanto en Bruselas como en Berlín en clave de concept car, que incorpora unas propuestas determinadas en términos de I+D y en términos de innovación. Pero ese vehículo debe tomar una forma definitiva de cara a su proceso de industrialización, teniendo en cuenta los requisitos pertinentes de homologación”, aseguran estas fuentes.

El vehículo sigue “una adaptación” lógica para su homologación

Tras cerca de tres años de desarrollo del proyecto en el que han trabajado Afypaida, el MIT de Massachusetts, y Denokinn como coordinador de la I+D, junto a varias empresas más, aunque en menor medida, del resto de España, sus promotores no renuncian al proyecto original de un vehículo electrico con una dirección como las de los aviones drive by wire sin columna de transmisión y con cuatro ruedas básicamente independientes para darle una mayor capacidad de adaptación al medio urbano, pero será una evolución futura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el momento definitivo de enfrentarse al proceso de industrialización y por lo tanto de tener homologadas cada una de sus piezas, han optado por el realismo industrial. La experiencia de Armando Gaspar en la puesta en cadena de montaje y mercado de diversos modelos de vehículo, ha logrado bajar al Hiriko a la tierra de los negocios en un momento crítico en el que está obligado a salir al mercado para empezar a cumplir con las muchísimas expectativas levantadas.

Hiriko se presentó en Bruselas, en la sede de la UE con su presidente Durao Barroso a bordo, y más recientemente en Berlín, junto a la Puerta de Brandenburgo, y llega la hora de poner el producto en el mercado.

“El Hiriko city car, o modelo básico, contará con dirección convencional. La tracción será trasera y la puerta sigue manteniéndose con el sistema de apertura frontal. Se ha optado por una única batería de 12 kws y un motor único de 15 kws, que es el máximo permitido para esta categoría de vehículos”, explican fuentes del proyecto.

Sin embargo, sí mantiene su propuesta de comunicación interactiva con el entorno, según explican sus promotores, y que está diseñada para solucionar los problemas de movilidad que se observan en las ciudades, y hacerlo a partir de sistemas de geolocalización, y otros dispositivos que incorporará.

El City car será la primera pieza del rompecabezas industrial de Hiriko Cars. Si todo sale como lo tienen previsto y logran financiación suficiente para la fase de industrialización, pondrá en el mercado, un año después del City car, el descapotable I Alai. Este será un biplaza eléctico, también plegable y dirigido a un sector del mercado similar al del Smart, de Mercedes, para climatologías amables y con un precio que rondará los 12.500 euros.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS