Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La coalición PSOE-IU aprueban las cuentas más restrictivas de la autonomía

Hacienda confía en un plan de lucha contra el fraude para aumentar ingresos

Carmen Martínez Aguayo y Diego Valderas, el pasado día 10 en el Parlamento.
Carmen Martínez Aguayo y Diego Valderas, el pasado día 10 en el Parlamento.

Tradicionalmente, el Gobierno andaluz siempre ha ido desvelando por capítulos los ingredientes de los Presupuesto autonómicos. Un día tocaba la previsión de crecimiento económico y de empleo; a la semana siguiente, mostraba las fuentes de ingresos de las cuentas; a la otra, la política de gastos; y por último, presentaba el envoltorio en forma de proyecto de ley con su entrada en el registro del Parlamento andaluz.

Por supuesto, a los periodistas les interesaba siempre un episodio distinto del programado. Pero en esta ocasión, no hay venta a plazos, sino que será de golpe. El primer Gobierno de coalición de PSOE e Izquierda Unida aprobará este miércoles las cuentas para 2013, las más restrictivas de la autonomía, que contemplan un tope del déficit del 0,7% del PIB. Una dos horas después las entregará a la Cámara andaluza con todos y cada uno de sus detalles.

Con una tasa de paro del 35,42%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA), el Ejecutivo de coalición pretende que todos los recursos que circulen en la Junta estén ligados al empleo. El presidente de la Junta de Andalucía, el socialista José Antonio Griñán, cuantificó el martes esta partida en más de 370 millones de euros desperdigados en varios programas, según dijo en una entrevista en Canal Sur Radio: 177 millones para un plan de choque de empleo; 60 millones para un programa de acción social ligado a los ayuntamientos; 78,5 millones para el fomento del empleo agrario; 45 millones para la rehabilitación de viviendas; y 10 millones para movilidad sostenible (carriles bici) en municipios.

El Presupuesto para 2013 rondará los 30.000 millones, similar al del año 2007

Socialistas e Izquierda Unida cerraron la semana pasada el acuerdo que fue conocido el martes por la ejecutiva de IU que presidió Diego Valderas, donde se produjeron las críticas de la CUT, que lidera Juan Manuel Sánchez Gordillo. Según fuentes de la negociación, no ha habido grandes encontronazos, aunque sí muchas discusiones, entre las dos organizaciones. IU no ha logrado, por el momento, que en el Presupuesto para 2013 se contemple nuevas figuras impositivas, aunque el compromiso de los socialistas es dejar abierta esta puerta para el futuro. IU quiere impuestos sobre los depósitos de residuos en vertederos, grandes superficies comerciales, aprovechamientos cinegéticos, viviendas vacías y tierras infrautilizadas.

Ante la caída en picado de los ingresos por la poca actividad económica, la Consejería de Hacienda y Administración Pública, que dirige Carmen Martínez Aguayo, confía en obtener nuevas vías de financiación a través de un plan de lucha contra el fraude fiscal.

Los programas de empleo para el próximo ejercicio supondrán 370 millones de euros

Fuentes del Gobierno aseguran que el Presupuesto andaluz del próximo año rondará los 30.000 millones de euros, es decir, como en 2007 —el último año antes del estallido de la crisis en el verano de 2008—. Entonces, las cuentas ascendieron a 29.187 millones.

Griñán dejó claro que el capítulo que más se reducirá será de nuevo el de la inversión. “Una carretera puede aplazarse de un año para otro, pero no podemos permitirnos el lujo de retroceder en educación o de no asistir a las personas que están perdiendo empleo”, explicó.

Una de las incógnitas del Presupuesto será la situación en la que queden las empresas públicas. Martínez Aguayo afirmó recientemente que disminuirá las transferencias de la Junta a estos entes instrumentales y que cada una de ellas deberá tomar sus propias decisiones de ajuste. La opinión política del Gobierno es que es mejor reducir salarios que despedir a trabajadores.

En cuanto a las previsiones económicas del Gobierno andaluz este calcula que descenderá entre un 1% y un 1,5%.