El salón Meeting Point, la feria buena antes del banco malo

Promotores y API critican los descuentos de las entidades

Las entidades financieras han acudido al Meeting Point con paquetes para inversores.
Las entidades financieras han acudido al Meeting Point con paquetes para inversores.TEJEDERAS

En visitantes, como el año pasado, 120.000, 25.000 de ellos profesionales. Pero las ventas han mejorado: 2.000 millones de euros, según aseguró ayer la organización del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point. La edición 2012 de la feria “ha supuesto un soplo de aire fresco” para el maltrecho sector y ha marcado “un punto de inflexión hacia la recuperación” del sector, aseguró el responsable del salón, Enrique Lacalle.

Con todo, ni los promotores ni los agentes de la propiedad inmobiliaria coinciden en la euforia: más bien coinciden en señalar que el Meeting Point 2012 ha sido un salón más beneficioso para los bancos antes de la inminente llegada del banco malo. Ellos han vendido como desde hace años: poco o nada. Tampoco les ha ayudado la advertencia del director general del FROB, Antonio Carrascosa, que el miércoles dejó clarísimo que el Sareb, el banco malo, no se crea para revitalizar el sector del ladrillo, sino para sanear el sector financiero. Es más, advirtió, puesto que está obligado a tener beneficios desde el minuto uno, comprará pisos y solares a precios de saldo. “Serán precios muy conservadores, con grandes descuentos”, dijo exactamente Carrascosa, sin querer dar a conocer el porcentaje de descuento, que está previsto que se haga público hoy.

Ha sido un punto de inflexión para la recuperación, dice Lacalle

El presidente de APCE, la patronal de los promotores catalanes, Lluís Marsà, afirmaba ayer que el Meeting Point de este año “parecía hecho a medida de las entidades bancarias, que han aprovechado para hacer grandes descuentos en producto un poco periférico”. “Ante la llegada del banco malo, han hecho descuentos de entre el 30% y el 50% algo que los promotores no podemos hacer, porque sería vender por debajo de coste”.

El homólogo de Marsà entre los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), Joan Ollé, asegura que el balance de la feria ha sido mucho mejor “para las entidades, porque rozan el dumping bajando precios antes de sacarse de encima los activos”. Tampoco los inversores ávidos de oportunidades acuden tanto a los promotores e intermediarios como a los bancos, en búsqueda de grandes paquetes, como explicaron en primera persona durante los coloquios. La tercera pata del salón han sido los clientes rusos, centrados en comprar pisos de gama alta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50