Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mena y Cleries comparecerán en el Parlament para detallar la RMI

La izquierda exige explicaciones por el caos de la renta mínima

La Diputación Permanente decidirá el próximo día 30 si comparecen los consejeros de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, y Josep Lluís Cleries, de Bienestar Social, para explicar el caos de la renta mínima de inserción. La partida de 100 millones que la Generalitat reservó para esta percepción está agotada, aunque, según el Gobierno catalán, hay una partida extra de 30 millones más que permitirán que los perceptores de la renta la sigan cobrando.

La oposición quiere escuchar las explicaciones de los consejeros que se encargan de gestionar la prestación. La petición fue registrada por los partidos de izquierda (Partit dels Socialistes, Esquerra e Iniciativa) y los votos a favor del Partido Popular forzarán las explicaciones de los consejeros. Según explicó ayer el vicepresidente primero de la Mesa del Parlament, Lluís Corominas, la comparecencia podría producirse el mismo día 30 o el 6 de noviembre, solo tres días antes del inicio de la campaña electoral.

La renta mínima de inserción ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza de CiU durante su corta legislatura. Al presunto fin de los recursos para este año se le une el cambio en la forma de pago que, en agosto de 2011, provocó un monumental caos y dejó a miles de receptores sin cobrar la prestación. Iniciativa propuso el miércoles una reforma de la renta mínima. El líder ecosocialista, Joan Herrera, reclamará en campaña la implantación de una renta mínima garantizada más cuantiosa (de los 420 euros actuales a 663,97 euros). La renta sería para todas las personas que viven sin ingresos y por debajo del umbral de la pobreza. Para financiarla, ICV propone recuperar el impuesto de sucesiones.

En la misma sesión en la que se pedirá escuchar las explicaciones sobre la renta mínima, la Diputación Permanente —que se reúne cuando el Parlament está disuelto— discutirá la comparecencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, para dar los detalles del rescate a Cataluña. La Generalitat pidió acogerse al Fondo de Liquidez Autónomico para recibir más de 5.000 millones de euros. La oposición exige saber si la cesión de este dinero comportará más recortes. La comparecencia del presidente y el consejero no es segura. Todo depende del voto del PSC, y el partido todavía no ha decidido qué decisión tomará.