Puig ofrece apoyo a Fabra para enmendar los presupuestos del Estado

El secretario general del PSPV apuesta por un modelo de España federal "de la igualdad" El dirigente socialista sugiere una reforma electoral que favorezca la democracia participativa

Ximo Puig, secretario general del PSPV.
Ximo Puig, secretario general del PSPV.MÒNICA TORRES

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha ofrecido este lunes el apoyo de los socialistas valencianos al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para exigir un nuevo modelo de financiación y para pactar en el Congreso enmiendas a los Presupuestos Generales el Estado, al tiempo que ha apostado por un modelo de España federal "de la igualdad" y una reforma electoral para conseguir una democracia más participativa.

Estos son los principales ejes del manifiesto político de los socialistas ante el 9 d'Octubre, que ha presentado Puig en rueda de prensa, en un día que "nació como una reivindicación, es una reivindicación y va a ser siempre para los socialistas una reivindicación de mejora del autogobierno y la calidad de vida de los valencianos".

En ese sentido, ha recalcado que el PP, que ha llevado a esta autonomía a "la catástrofe" lo que tiene que hacer es "un examen de conciencia y propósito de enmienda" ya que, ha subrayado, "lo que nos ha llevado a la ruina no ha sido un sistema descentralizado, sino las políticas del PP".

Al respecto, ha recalcado que han sido todo todos los presidentes del PP durante sus 17 años de Gobierno los que han llevado a la Comunidad Valenciana "a la peor situación de la democracia", incluido Fabra, aunque a veces "parezca que quiera ser de otro partido".

Puig ha recalcado que frente a un PP que "no cuenta con ninguno para gobernar" los socialistas ofrecen un diálogo para reconstruir la Comunidad Valenciana centrado en el empleo, la defensa de los intereses generales como financiación, corredor mediterráneo y AVE, y mantener un Estado del bienestar parando los recortes. Asimismo, apuesta por "una austeridad inteligente" con medidas como la reducción de 147 altos cargos que "nadie echará en falta" y que supondrán un ahorro de 27 millones, avanzar hacia un Estado Federal "de la igualdad" frente a quienes abogan por la centralización o el soberanismo para garantizar "una financiación equitativa e impulsar las potencialidades de cada territorio", así como reformar el Senado en "una auténtica cámara territorial" y suprimir las Diputaciones.

El manifiesto exige una "verdadera regeneración democrática" por la que se exijan responsabilidades, se garantice la transparencia y la pluralidad en todas las instituciones y "tolerancia cero contra la corrupción", así como una reforma electoral para que los ciudadanos tengan mayor participación siguiendo "el modelo alemán".

Puig ha argumentado que la descalificación del Estado de las Autonomías por parte del PP es "ideológica" ya es "una excusa para deshacer el Estado del Bienestar" y ha recalcado que el problema de España y del déficit público "no son las comunidades autónomas" sino "el mal gobierno del PP desde 1995" que ha dado lugar "a la mala imagen actual" de la Comunidad Valenciana.

Así, ha expuesto que el PP "ha despilfarrado" los recursos y ha generado el déficit público con un modelo de crecimiento "fracasado", lo que al final ha provocado que la Comunidad Valenciana esté "intervenida" y que Fabra sea "un Gobernador civil" de Mariano Rajoy.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50