Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ministerio de Hacienda paga los 1.000 millones que pidió la Junta

El Gobierno andaluz duda ahora si computar todo el dinero recibido como anticipo o a través del fondo de rescate autonómico

José Antonio Griñán, tras la Conferencia de Presidentes.
José Antonio Griñán, tras la Conferencia de Presidentes. EFE

El Ministerio de Hacienda ha resuelto la acuciante falta de liquidez de la Junta de Andalucía. Los 1.000 millones de euros que la comunidad pidió en el mes de julio llegarán al completo como muy tarde mañana viernes. Ya el lunes recibió 400 millones y el martes empezó a saldar sus cuentas con proveedores. Ahora quedan 600 millones que la Administración autonómica destinará a cumplir con los bancos por el vencimiento de deuda.

Las cifras están claras, pero lo que no lo está tanto es en qué casilla va a consignar la Consejería de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, esos ingresos. Los primeros 400 millones de euros se van a contabilizar en concepto de anticipo de liquidación del modelo de financiación del 2010 (este se salda en los dos ejercicios presupuestarios posteriores), pero ahora la Junta no tiene decidido si computarlo como adelanto de lo que le correspondería o reclamarlo a través del fondo de rescate para las comunidades autónomas creado por el Gobierno central. “Al final hay que sumar las cantidades, pero el resultado final tiene que ser que la Junta obtiene la liquidez que necesita para poder hacer frente tanto a la deuda financiera como al pago de proveedores”, dijo este miércoles la consejera de la Presidencia, Susana Díaz.

Fuentes de la Junta de Andalucía indicaron que todo dependerá de las condiciones del Fondo de Liquidez Autonómico y de los tipos de interés que se establezcan para devolver el dinero. Estas fuentes de decantan hacia el FLA. En cualquier caso, el Ejecutivo de coalición que preside José Antonio Griñán aún no ha pedido formalmente el rescate. Sí ha anunciado que solicitará 4.900 millones de euros, pero para que esa cifra sea oficial debe aprobarla antes en una reunión del Consejo de Gobierno. Esa cantidad forma parte de la horquilla máxima  

La consejería que dirige Carmen Martínez Aguayo tiene abierto otro frente de negociación con Montoro sobre el techo de endeudamiento para 2013. Tenía autorizado 2.700 millones, pero esa cantidad se esfumó en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. La Junta confía en que Montoro abra la mano y que ese límite de deuda se flexibilice. Hasta no saber el resultado de esas negociaciones, poco se sabe del Presupuesto de la Junta para 2013. Todos los departamentos trabajan con previsiones muy restrictivas. El Ejecutivo tiene como fecha máxima legal para presentar el proyecto de ley finales de octubre.