“Nunca podremos agradecérselo”

La judicatura reconoce el mérito de quienes trabajaron como escoltas

El toque social del acto celebrado en la sede del Tribunal Superior, en Bilbao, no se quedó en el discurso de las autoridades. La apertura del Año Judicial sirvió también como reconocimiento a la labor de protección personal de jueces y magistrados que, durante más de una década, han llevado a cabo más de un centenar de funcionarios policiales y profesionales de la seguridad privada. Cerca de una treintena de escoltas, a modo de representación, fueron homenajeados ayer, tras dejar en febrero su labor, después del cese definitivo de ETA.

“Les dijimos adiós, pero no hemos olvidado su contribución a la consolidación de la democracia en el País Vasco y nunca podremos llegar a agradecerles como se merecen el que estuvieran dispuestos a interceptar con su cuerpo las balas de los asesinos”, destacó el propio presidente del Superior, Juan Luis Ibarra. Por su parte, el lehendakari, Patxi López, destacó que el final del terrorismo en Euskadi se ha logrado gracias al trabajo de “todos los que han creído en la democracia”, entre quienes situó a los escoltas.

Los profesionales de la seguridad no fueron los únicos galardonados ayer. El alto tribunal sirvió también como escenario de la entrega de las distinciones de la Orden de San Raimundo de Peñafort, que premia los méritos en la Administración de Justicia.

Cinco fueron las personas reconocidas: el responsable de la Policía Judicial de la Ertzaintza, Ángel Aldea; el secretario judicial Alfonso Galán; los magistrados Jesús María Medrano y Antonio García, y el expresidente del Superior Fernando Ruiz Piñeiro.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50