Jerez admite que la elección de los despedidos se hizo sin un criterio fijo

Inspección de Trabajo destaca que carece de información sobre la objetividad de la selección

Francisco Bellido de la Vega, trabajador del Ayuntamiento de Jerez, muestra su carta de despido.
Francisco Bellido de la Vega, trabajador del Ayuntamiento de Jerez, muestra su carta de despido.GARCÍA CORDERO

La Inspección de Trabajo avala el ERE aprobado en el Ayuntamiento de Jerez, aunque evita dar el visto bueno a la objetividad en parte de su aplicación —la selección de más de la mitad del personal afectado— al no haber recibido información desde el Consistorio jerezano de cómo y según qué criterio se hizo.

El organismo integrado en el Ministerio de Trabajo afirma en un exhaustivo informe remitido a la Consejería de Empleo que el expediente tramitado en el Ayuntamiento es “objetivo y razonable”, aunque hace constar que no existen informes que permitan afirmar que el proceso de selección de 150 empleados para su despido se hiciera de manera objetiva.

En términos generales, el informe pone pocos peros a la actuación del gobierno municipal que preside María José García Pelayo (PP). En el informe se especifica que el ERE está justificado tanto por causas económicas (acumula una deuda de más de 1.000 millones de euros) como organizativas. Inspección de Trabajo también bendice el periodo de consultas, al entender que ha habido “un mínimo de negociación entre las partes habiendo existido intención de evitar los despidos y atenuar las consecuencias”.

Más información

El informe deja de apoyar lo hecho por el Ayuntamiento jerezano en el tercer y último apartado del informe, el referido a los criterios de selección del personal afectado, el aspecto más discutido por sindicatos, trabajadores y oposición que han hablado en todo momento de una “persecución política y sindical” del Partido Popular. El organismo de Trabajo avala el número de afectados, la decisión de despedir a los mayores de 59 años para que puedan acogerse, en su mayoría, a una jubilación anticipada e incluso declara “razonable” por el normal funcionamiento de la Administración el criterio de evaluación continua, que incluye polivalencia, experiencia, formación y competencia técnica. Lo que no apoya (porque Jerez no ha aportado dato alguno) es cómo se ha decidido quién es más prescindible que otro.

El gobierno municipal ha terminado por reconocer que en ningún momento se ha elaborado una baremación por escrito para determinar qué trabajadores debían salir del Consistorio. La decisión la ha adoptado el gobierno municipal, tras consultar, en algunos casos, de manera verbal, a varios directores de área. Inspección de Trabajo es clara en torno a este asunto: “Los criterios de selección basados en la evaluación continua también se consideran objetivos y razonables, si bien no es menos cierto que al no existir documento alguno que lo sustente y acredite, no podemos determinar si su aplicación ha sido efectivamente objetiva”. De hecho, los inspectores dejan la puerta abierta a que todos los trabajadores que no estén de acuerdo con su despido acudan “a la vía judicial”.

Para el portavoz del gobierno jerezano, Antonio Saldaña, el informe evidencia “la seriedad con la que se trabaja”. No obstante, Saldaña no aclara como se tramitará el segundo ERE anunciado para el 25% de la plantilla de las empresas municipales.

Ayer, los 260 empleados afectados por la primera oleada de despidos siguieron recogiendo las notificaciones. El miércoles será el último día de trabajo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción