Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra se descontará la paga de Navidad

Los miembros del Gobierno valenciano renunciarán a la extra de diciembre en sus nóminas

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, visitó el miercoles el centro de investigación de la cooperativa Anecoop —en la imagen, con Alberto Fabra, y Juan Safont, presidente de la entidad— en Museros y las instalaciones de Socomo en Villanueva de Castellón.
El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, visitó el miercoles el centro de investigación de la cooperativa Anecoop —en la imagen, con Alberto Fabra, y Juan Safont, presidente de la entidad— en Museros y las instalaciones de Socomo en Villanueva de Castellón.

Han sido los últimos, pero se aplicarán la misma norma que el resto de asalariados de la res publica. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunció este miércoles que él, sus diez consejeros y el resto de altos cargos de la Generalitat —96, incluyendo hasta los directores generales— se descontarán de las nóminas del último cuatrimestre el equivalente a la paga extra de Navidad.

 El anuncio se produce después de que, por decreto del Gobierno, se suprimiera antes del verano la paga extra de diciembre a todos los empleados públicos. A la medida se apuntaron, por solidaridad, algunos políticos de Esquerra Unida y Compromís, pero la presión social obligó finalmente a todos los concejales de los principales ayuntamientos a rebajarse el sueldo. Les siguió alguna diputación provincial como la de Castellón y, en plena carrera por no quedar en evidencia, los diputados de las Cortes Valencianas.

La semana pasada le tocó el turno al centenar de asesores de la Generalitat, que descubrió por sorpresa que en la nómina de agosto ya le habían descontado la parte proporcional a la paga extra de diciembre. Un descuento que se aplicará en el resto de nóminas de 2013, ya que tienen las extras prorrateadas en la nómina mensual.

Este miércoles, antes de que se recrudeciesen las críticas de la oposición y abundase el malestar social por la subida del IVA y los recortes sanitarios, Fabra anunció que los altos cargos de la Administración valenciana también se quedarán sin la paga de diciembre.

El presidente de la Generalitat cobra unos 68.000 euros brutos anuales y es el segundo dirigente autonómico que menos cobra a excepción del de Cantabria, según recalcó Presidencia. Con la rebaja anunciada, que tendrá que publicarse en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana en los próximos días, el sueldo bruto de Fabra rondará los 62.500 euros anuales.

Los consejeros cobran en la actualidad más de 57.000 euros al año. La medida también se aplicará a secretarios autonómicos y directores generales. La Generalitat recordó que la valenciana es la tercera autonomía que menos altos cargos tiene.

El Consell ya se comprometió a bajar el salario de los altos cargos si la Generalitat se desviaba del objetivo del 1,5% del déficit previsto en 2012. La rebaja sería igual al porcentaje de desviación en los salarios de 2013.

Sin embargo, Fabra aprovechó las fiestas de Segorbe para asumir un recorte ya anunciado para el resto de los servidores de la Administración.

El ahorro que la Generalitat obtendrá con la supresión de la paga extra de diciembre rondará los 200 millones de euros, según la estimación realizada por la Consejería de Hacienda. De esa cantidad, 180.000 euros corresponden a la cantidad que se quitará a los 102 asesores del Gobierno valenciano.

La eliminación de la paga extra de diciembre de los altos cargos se suma a la decisión de reducir el parque móvil de los mismos a la mitad y prohibir los desplazamientos en avión en clase preferente, así como los almuerzos de trabajo superiores a los 20 euros. Entre las medidas adoptadas también figura el control del gasto de los teléfonos móviles y la reducción en un 30% de los altos cargos en el organigrama del Consell.