Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La financiación del banco de libros saldrá de las ayudas a las AMPA

Los 608.000 euros representan la subvención conjunta anual de todas las entidades de padres

Alumnos de un colegio de Primaria de Castellón en la biblioteca escolar del centro.
Alumnos de un colegio de Primaria de Castellón en la biblioteca escolar del centro.

La financiación del nuevo proyecto de banco de reutilización de libros saldrá, en la práctica, del presupuesto anual para asociaciones de madres y padres (AMPA), federaciones y confederaciones que cada curso han recibido en conjunto unos 600.000 euros (excepto en 2010 y 2011 cuando se recortaron las ayudas) para gastos de funcionamiento, cursillos de formación y, en el caso de las federaciones y confederaciones, también para hacer frente al alquiler de las sedes.

La Consejería de Educación ha incluido en la orden del 1 de junio de subvenciones la condición de que, para recibir el curso 2012-2013 una cantidad similar en ayudas que otros años, tendrán que competir por la “promoción del banco de libros” en los diferentes centros educativos que representan. Sin que esta fórmula garantice su generalización entre los 2.500 centros educativos públicos y concertados valencianos.

Las Confederaciones de AMPAS solo pueden realizar una tarea informativa y orientativa, a través de la elaboración de guías interactivas para que las asociaciones de padres conozcan el marco legal en que se van a desarrollar los futuros bancos de libros. Pero no pueden comprar libros y llevarlos a los centros. Eso requiere de un presupuesto institucional y de una orden que lo regule, que todavía no ha publicado la Consejería de Educación.

Los “608.000 euros para promover el banco de reutilización de libros”, anunciados por la consejera María José Català, no son para financiar este programa. Las asociaciones, federaciones y confederaciones deberán justificar cómo van a promover los bancos de libros entre sus centros asociados y, además, colaborar en actividades para combatir el fracaso escolar —los dos grandes ejes de las ayudas— si quieren obtener la máxima puntuación (30 puntos).

La nueva orden, publicada

en agosto, modifica los

criterios de las ayudas

Con todo, el dinero para extender la cultura de la reutilización de libros de texto es insuficiente para que llegue a todos los colegios e institutos el próximo curso. En primer lugar, porque, según la orden publicada en agosto, solo se destinarán 19.530 euros a las AMPA, distribuidos “en 30 ayudas de 651 euros, como máximo”.

La segunda partida de ayudas de 208.600 euros (un 30% para las federaciones privadas y un 70% para las públicas) exige que presenten proyectos específicos para fomentar los bancos de libros y actividades para combatir el fracaso escolar en colaboración con el profesorado, si quieren obtener las mismas ayudas que habían tenido otros cursos.

Y lo mismo ocurre con los 380.631 euros por los que competirán las tres confederaciones (dos del sistema educativo público y una del concertado).

“Eso no es regular la reutilización de libros, es dejarlo como está y echarnos a nosotros la responsabilidad”, afirman fuentes de la Gonzalo Anaya, la confederación más grande que representa a 912 AMPA de la red pública. La confederación considera que los 31 millones de presupuesto del bono-libro (que ya no es universal) debían de haberse invertido directamente en programas bancos de libros en todos los centros y tutelados por la Administración.

Otra novedad —además de que el peso de la financiación del banco de libros recae sobre las asociaciones— es que los padres no podrán impartir cursos. Tendrán que contratar a profesionales (psicólogos, orientadores, médicos) y pagarles con el dinero de la subvención.

“Este curso han cambiado los criterios, a modo de imposición, de los temas a tratar en los programas formativos; la subvención no se ha resuelto y, por tanto, no se ha ingresado ni recibido las cuantías económicas para 2012 publicadas en la orden de junio. Con ello, no sabemos las cantidades que percibiremos para este ejercicio para los programas formativos presentados a subvención”, afirman fuentes de la Confederación de Padres Gonzalo Anaya.

La entidad reprocha, además, que pese a que Educación aún no ha resuelto las ayudas, “desde consejería se está anunciando en los medios de comunicación que los bancos de libros recaen sobre las AMPA en su desarrollo, en un momento en el aún desconocemos si han aceptado la propuesta presentada y las cantidades que percibiremos para poder desarrollarla”.

“Este curso las ayudas para 2012 se han publicado en junio, más tarde que nunca, y todavía no se han resuelto, ni adjudicado. Se cobrará a mediados de 2013, suponemos. Sin embargo, esta subvención publicada y sin resolución alguna, se ha de justificar hasta el 5 de noviembre”, concluye la confederación.