Recio considera normal el volumen de pólizas irregulares

El exconsejero de Empleo defiende su investigación interna para depurar los intrusos descubiertos en los ERE el pasado invierno

Manuel Recio, en la comisión parlamentaria que investiga los ERE.
Manuel Recio, en la comisión parlamentaria que investiga los ERE.JULIÁN ROJAS

El exconsejero de Empleo Manuel Recio (2010-2012) defendió este lunes su investigación interna para depurar los intrusos descubiertos en los ERE el pasado invierno, y alegó que el 97% de las ayudas bien concedidas era un buen porcentaje que “cualquier departamento” consideraría óptimo. “Lo firmaría mucha gente en su actuación”, puntualizó. Días antes el exviceconsejero Justo Mañas había aumentado el porcentaje de irregularidades en los expedientes hasta el 5%, derivado de la exhaustiva revisión de los auditores de la Cámara de Cuentas. La cifra que este lunes dio Recio de 72 intrusos ha aumentado hasta los 126 intrusos.

Durante su comparecencia, Recio atribuyó a un “abuso de confianza” las anomalías detectadas y no a un mal procedimiento o la falta de publicidad de las ayudas que este lunes le reprocharon los diputados de la comisión. La Junta pagó 12,8 millones en pólizas de forma indebida y dejó de abonar 14,7 millones ante las sospechas de irregularidades. Sobre sus superiores, alegó: “Ni recibí ni di instrucciones sobre las ayudas”.

El exconsejero defendió con ahínco que la Intervención General no emitiera un informe de actuación que alertara del código rojo sobre el menoscabo de fondos públicos, y llegó incluso a afirmar que los interventores no pusieron “discrepancia alguna”. Sin embargo, la Intervención emitió entre 2005 y 2008 tres informes que censuraron de manera grave el sistema de ayudas implementado en la consejería: “[Empleo actuó] prescindiendo de manera total y absoluta del procedimiento administrativo establecido”.

Los diputados le achacaron este lunes que a pesar de la investigación interna, Recio no pidiera cuentas a su predecesor Antonio Fernández sobre cómo pudieron producirse tales desmanes en el seno de la consejería. Alba Doblas (IU) definió el control financiero permanente del fondo como una “porquería”. “Ha sido una especie de Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como”, ejemplificó.

Mientras, este martes se producirá la esperada comparecencia del ex interventor general Manuel Gómez, que aclarará por qué su departamento evitó emitir el informe de actuación que habría alertado del menoscabo de fondos públicos pese a la censura genérica de la partida 31L por prescindir del procedimiento establecido. Además, acudirá el consejero de Economía Antonio Ávila, ya que la comparecencia de la exconsejera Magdalena Álvarez ha sido suspendida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS