Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARATZ CASTRO | Presidente del Consejo de Estudiantes de la UPV

“Hay que garantizar la educación superior a todo el que quiera estudiar”

Aratz Castro, el pasado viernes en Bilbao.
Aratz Castro, el pasado viernes en Bilbao.

La universidad intenta mantenerse a flote amenazada por los recortes y ante un futuro de reformas. En un 2012 convulso, que comenzó con universidades como la Rey Juan Carlos despidiendo a profesores fijos, la Complutense declarándose en quiebra y los docentes de la Autónoma de Barcelona ocupando el Rectorado, la Universidad del País Vasco (UPV) vive una situación muy distinta. Tiene sus cuentas saneadas y ha logrado entrar por vez primera en la clasificación de los 300 mejores centros de enseñanza superior del mundo. El presidente del Consejo de Estudiantes de la UPV, Aratz Castro, en el puesto desde hace un año, hace balance y se plantea los problemas que deberá afrontar la universidad.

Pregunta. Parece que han dado, por fin, con un modelo de consenso que funciona y logra sacar adelante proyectos.

Respuesta. Hemos conseguido por fin poner en marcha el Consejo de Estudiantes y, sobre todo, lo hemos dado a conocer entre los compañeros. Hicimos una encuesta, vimos que era nuestro mayor déficit y le dimos prioridad. Antes, debido a la filosofía que había, el consejo no funcionaba. Somos personas que, pese a poder pensar de forma diferente en la calle, nos hemos dado cuenta de que lo prioritario es crear posturas comunes y responder a los intereses de los estudiantes para mejorar la universidad. No nos hemos politizado y creo, sinceramente, que somos el mejor equipo que ha habido en los últimos años. Estamos esperando a que algún día Ikasle Abertzaleak [sindicato estudiantil afín a la izquierda abertzale] cambie su postura y se integre.

Perfil

Aratz Castro (Bilbao, 1986) es licenciado en Ciencias Políticas por la UPV y ha realizado un máster sobre Comunicación Política en la Universidad Complutense de Madrid. Siempre ha sido una persona “inquieta”, como explica en su perfil profesional, a la que le gusta participar en la toma de decisiones. Miembro de Lurgorri, sindicato estudiantil afín al PNV, desde hace un año preside el Consejo de Estudiantes de la UPV, con el apoyo de los representantes de Bizkaia y Gipuzkoa.

P. Criticaron al Gobierno vasco por su política universitaria y mostraron su oposición al aumento de los requisitos para las becas de los grados y másteres.

R. El Consejo de Gobierno aprobó, a partir de nuestra iniciativa, hacer un análisis profundo y sosegado de la política de becas y de precios públicos. Por ejemplo, que sean en base a la renta, como criterio principal, porque no hay que olvidar que la política de becas está destinada a garantizar el acceso a la universidad a aquellos estudiantes con menos ingresos. No entendimos que el Gobierno vasco dijera que no iba a aplicar los recortes en educación del Gobierno central, porque después nos subieron las tasas, pese a reconocer que podrían haberlas congelado. El Gobierno vasco actúo en la misma línea que el Ministerio de Educación.

Wert confunde excelencia con la ‘elitización’ de la universidad”

P. ¿Qué opinan de la “excelencia” de la que habla el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y que quiere aplicar en la universidad?

R. El ministerio muestra arrogancia para con el alumnado, o como cuando los propios rectores se tuvieron que plantar debido a su actitud. No escucha y se niega al diálogo con la comunidad universitaria. Y ha confundido excelencia con la elitización de la universidad. Se ha cambiado la política de becas, sin presentársela al Consejo de Estudiantes del Estado; esto es, saltándose los trámites. Los órganos estudiantiles se crearon para que se consulten los planes antes de aplicarlos.

P. ¿Cuáles son sus prioridades para el próximo curso?

R. Queremos que los estudiantes sigan conociendo el Consejo para poder ayudar. En cuanto a política universitaria, vamos a estar atentos a las decisiones que se están llevando a cabo desde el Gobierno vasco y desde el Ministerio de Educación. Creemos que hay garantizar la educación superior a todo el que quiera estudiar.