_
_
_
_
_

La Policía Municipal impone en un mes 2.345 multas por el botellón

El distrito de Centro está a la cabeza por el número de infracciones

El primer mes de funcionamiento de la nueva ordenanza municipal por consumo de alcohol en la vía pública ha dejado un resultado de 2.345 multas, según datos facilitados por el Ayuntamiento de Madrid. Este número de denuncias va desde la entrada en vigor de la nueva normativa, el pasado 16 de julio, hasta el pasado 13 agosto en los 21 distritos de la capital. Centro está a la cabeza, con 688 actas, según los datos municipales.

La nueva ordenanza es radicalmente diferente a la anterior. Cuando una persona era sancionada por la policía, podía evitar la denuncia pasando por un curso impartido por la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid. Esto hacía que no tuviera que desembolsar ningún dinero.

Sin embargo, la actual normativa es mucho más severa para los infractores. De entrada, la sanción le va a suponer al infractor el desembolso de 600 euros. El precio se reduce un 40% (pagaría 360) en caso de que lo haga en el periodo voluntario de 10 días. Si desea recurrir o esperar a que le llegue la sanción a casa, pagaría el completo. Los menores tampoco se libran, aunque en este caso les supone algo más barata la infracción (500 euros; 300 si los padres pagan en el periodo voluntario).

La norma también recoge alguna agravante, como que, si el infractor reincide antes de seis meses, tendrá un recargo de 500 euros adicionales.

Desde la entrada en vigor de la norma, la Policía Municipal ha puesto una media de 84 denuncias al día en toda la capital. La zona de Centro es la que más actividad ha dado a los agentes en estos días, con 688 actas, lo que arroja una media de 25 actas al día. Las noches de los viernes, sábados y domingos, además de las vísperas de festivos, son los que más trabajo tienen los agentes. Solo en Centro pueden concluir un fin de semana con unas 200 sanciones, según fuentes policiales.

Otra de las novedades de la nueva ordenanza es que los agentes tienen que especificar el tipo de alcohol que está consumiendo el infractor en el momento de redactar la denuncia. Este también puede presentar sus alegaciones en caso de que no esté de acuerdo con la sanción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La mayoría de los infractores son jóvenes con edades que no suelen superar los 30 años. Según fuentes policiales, se producen dos tramos bien diferenciados en el consumo de alcohol. Uno, a primera hora de la noche hasta la una o las dos de la madrugada. Y el resto, a partir de las cuatro o las cinco, cuando ya cierran muchos locales al cumplir el horario.

Los bares también pueden ser sancionados con la nueva normativa hasta con 30.000 euros en caso de que faciliten vasos de plástico para que sus clientes terminen las consumiciones en la vía pública. En caso de reincidir, la multa puede duplicarse. Plazas como Barceló, Chueca, Vázquez de Mella o la del Rey son las más asiduas de los consumidores de alcohol, junto con los alrededores del Palacio Real y la plaza de Santo Domingo, todos ellos en el distrito de Centro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_