Iceta reclama que los sin papeles sigan recibiendo los mismos servicios

El obispo bilbaíno se suma a los prelados que cuestionan la respuesta a la crisis

Azkuna (izquierda) e Iceta, ayer, a la salida de misa en Begoña.
Azkuna (izquierda) e Iceta, ayer, a la salida de misa en Begoña.ALFREDO ALDAI (EFE)

“No es admisible que los miembros más vulnerables de la sociedad sufran con mayor dureza las consecuencias de la crisis”. En una abarrotada basílica de Begoña, Mario Iceta, obispo de Bilbao, ha pronunciado este mediodía una homilía centrada en la crisis económica y sus consecuencias. Ante la inminente entrada en vigor de la norma que retira a los inmigrantes sin papeles la asistencia sanitaria gratuita, el prelado ha abogado por que se les siga prestando esa atención. El alcalde, Iñaki Azkuna, por su parte, ha vaticinado un año 2013 “tremendo” y ha recalcado que serán necesarios “muchos sacrificios”.

Ante buena parte de la corporación municipal y numerosos políticos, con motivo del día de la Asunción, Iceta ha criticado duramente la “corrupción, el derroche, el descontrol y la negligencia” que, según él, subyacen en muchas de las decisiones que han llevado a la actual crisis.

El prelado censura “la corrupción,la falta de previsión y el derroche”

Iceta ha seguido así la estela de su homólogo donostiarra, José Ignacio Munilla, que a finales de julio se refirió a la “dramática situación” de muchas familias y criticó a las entidades financieras en otra homilía con motivo de San Ignacio. El prelado vizcaíno se suma así a los prelados que se rebelan contra la crisis y denuncian los desmanes económicos, mientras la Conferencia Episcopal sigue sin pronunciarse como colectivo a este respecto.

El obispo Iceta ha adveritdo que los mercados" no son autosuficientes" y que, sin ética, “se pervierten”. Asimismo, ha atacado “la especulación incontrolada y el lucro desmedido”, y ha censurado las retribuciones y privilegios “escandalosos” que disfrutan algunas personas, especialmente aquellas que pertenecen a instituciones públicas.

Las frases de Iceta

  • "No se puede abandonar el objetivo de una protección social adecuada".
  • "Las necesarias reformas no pueden comprometer la garantía pública de servicios básicos".
  • "Debe buscarse una solución justa a las situaciones de irregularidad de los inmigrantes".
  • "Es necesario que todos nos impliquemos en la creación de empleo".
  • "Deben extenderse los esfuerzos para evitar los desahucios".
  • "Son evidentes la corrupción, el derroche, la falta de previsión, el descontrol y la negligencia".
  • "El mercado no es autosuficiente, y, sin ética, se pervierte".
  • "Ciertas retribuciones y prerrogativas resultan social y moralmente escandalosas, especialmente en instituciones que reciben apoyo público".

La principal demanda de Iceta ha sido que, a pesar de la gravedad de la situación económica y de la necesidad de realizar ajustes, se mantenga una protección social “adecuada”. Para el prelado, “no es admisible”, que sean los miembros más vulnerables de la sociedad quienes sufran las peores consecuencias de la crisis.

En este sentido, ha defendido que las reformas y recortes deben estar “bien justificados” y no pueden comprometer “los servicios básicos”, para la cohesión y “justicia social” entre los que ha citado la educación, la sanidad o las pensiones. Para conseguir mantener estas prestaciones, ha reclamado una gestión “honesta y transparente” de los servicios públicos, y una fiscalidad “justa”.

El obispo ha hecho especial hincapié en la realidad que viven los inmigrantes y, a quince días de que aquellos en situación irregular pierdan su derecho a recibir asistencia médica gratuita, ha defendido que, por “sensibilidad y la humanidad”, sigan recibiendo todas las prestaciones básicas.

Además, ha solicitado una “solución justa” a las situaciones de irregularidad, para equiparar “en todos los aspectos” a todos los ciudadanos, inmigrantes incluidos.

También ha querido referirse a las difíciles circunstancias que están viviendo los parados, especialmente los jóvenes. Para Iceta, es “imprescindible” la implicación de “todos”, y en especial de las instituciones, para crear empleo “sostenible, digno y justo”.

Otro de los colectivos mencionados por el prelado ha sido el de las personas desahuciadas o con riesgo de ser desalojadas de su hogar. Iceta ha llamado a esforzarse para encontrar “caminos justos” que eviten este tipo de situaciones que dejan a las familias en situaciones de “desprotección”.

Azkuna prevé un 2013 “tremendo” en el que habrá que hacer “muchos sacrificios”

El obispo, como es habitual, ha hecho una defensa de la familia como institución, y ha reclamado una “adecuada” conciliación de la vida familiar y laboral.

Del mismo modo, Iceta ha defendido la presencia de la religión en el sistema educativo, una semana después de que el Supremo fallara a favor de los obispos vascos en su pugna con Educación por las condiciones en las que se imparte esta asignatura.

El obispo ha aprovechado la presencia de cientos de personas en Begoña para pedir una “colaboración leal” entre todos, y ha llamdo a prestar “generosamente” una ayuda eficaz a quienes peor lo están pasando por culpa de la crisis.

Además, Iceta ha instado a instituciones, empresas y asociaciones a ejercer sus labores con responsabilidad. “Austeridad, transparencia y remuneración justa” son los tres principios que, según el prelado, deben regir las actuaciones de políticos y empresarios.

El alcalde, en su intervención al final del acto religioso, ha admitido que la situación económica y social es grave y que existe “angustia” en la sociedad porque “no se vislumbra una salida en el largo túnel de la crisis”. El regidor también ha reconocido que se han cometido errores, pero ha abogado por hacer una “piña” para salir adelante, en lugar de buscar culpables “en el de enfrente”. Según él, la sociedad se creyó “omnipotente”, y ha vivido “por encima de sus posibilidades”, por lo que debe afrontar el futuro “con humildad”.

Después, ante los periodistas, Azkuna ha pronosticado que 2013 será un año “tremendo”, en el que toda la sociedad se verá abocada a realizar “grandes sacrificios”. Por eso, el regidor ha pedido fuerzas “para aguantar la que nos viene”.

Talos y 'aurresku'

Un año más, se ha cumplido la tradición y miles de personas han acudido a la basílica de Begoña en el día de la Asunción. Tanto los que han llegado peregrinando como los que lo han hecho a la hora de la misa han podido disfrutar del animado ambiente que se ha formado juntó al templo.

El olor a churros y a talo con chorizo se extendía a mediodía entre los puestos que vendían flores, rosquillas y caramelos de malvavisco. Pese a algún pequeño chubasco, los aledaños de la basílica han estado abarrotados casi toda la mañana, y algunos incluso se han atrevido a bailar unos pasos al son del txistu y la trikitrixa.

Durante la misa, ezpata dantza incluida, los asistentes han intentado combatir con abanicos el intenso calor que hacía dentro del templo.

Después del acto religioso, el alcalde, el obispo y los miembros de la  corporación municipal han cantado el Gernikako arbola junto al retoño del histórico roble, para finalizar con el aurresku de Begoña en la trasera de la basílica.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS