Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 14,5% de las películas estrenadas lo son en catalán

Un estudio indica que 15 películas de las 92 estrenadas en Barcelona lo fueron en catalán

La Plataforma per la Llengua indica que se está lejos del 7% de cuota deseado por la Generalitat

Un estudio indica que 15 películas de las 92 estrenadas en Barcelona lo fueron en catalán (copias dobladas o subtituladas). Es decir, solo el 14,5% de las sesiones de cine estrenan películas en lengua catalana. Este informe lo ha presentado la Plataforma per la Llengua basándose en datos recogidos entre febrero y abril de este año.

El coordinador de la Plataforma per la Llengua, Martí Gasull, junto con el miembro de la ejecutiva Josep Maria López-Llaví y el responsable de Cinemes Girona, Toni Espinosa, que presentaron el inforrme, denuncian, además, que "solo un 14,5% de las 1.969 sesiones fueron en catalán, frente al 85,5% en castellano".

La Plataforma per la Llengua destaca que, a pesar del optimismo que suscitó la aprobación en junio de 2010 de la nueva Ley del Cine catalán, "la oferta no solo es muy inferior al cine en castellano, sino que presenta incluso graves carencias en lo que respecta a su distribución y exhibición, tanto en cuanto al número de sesiones, salas, horarios como duración en cartelera".

Gasull dijo estar convencido "de la viabilidad comercial del cine en catalán y de sus posibilidades de negocio". En este sentido lamentó la pasividad de "las majors y las grandes distribuidoras, que, algunas por motivos ideológicos y otras por ignorancia, están siendo poco innovadoras, ancladas en el pasado, haciendo las mismas políticas que en el franquismo".

La plataforma admitió que a raíz del acuerdo firmado en septiembre de 2011 por el Departamento de Cultura, la Fedicine y el Gremio de Empresarios de Cines de Cataluña, se han vuelto a doblar y subtitular películas en catalán.

De estos filmes, cuatro se proyectaron únicamente en catalán (Any de gràcia, Crònica d'una campanya, The human tower y The Turin House), dos de ellos -documentales- estuvieron solo un día en cartelera y The Turin House se proyectó en 11 sesiones, solo en el cine Maldá. Del total de la oferta de cine en Barcelona, "solo un 2,4% de las sesiones en los cines fueron en catalán" y la duración en cartelera de las películas en versión catalana fue inferior a la de la versión castellana. La Plataforma también denuncia que "las sesiones en catalán han tendido a ofrecerse en horarios menos comerciales (sesiones golfas) que durante la tarde o la noche".