Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fulminado un museo municipal por su “falta de calidad” y la necesidad de ahorrar

Las piezas del Museo de la Ciudad se distribuirán por otros centros

Su presupuesto se usará para terminar las obras en curso

Fachada del Museo de la Ciudad, en 1997. Ampliar foto
Fachada del Museo de la Ciudad, en 1997.

El área de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid ha argumentado que sacrificará uno de los museos municipales, el Museo de la Ciudad, por “la falta de calidad” de su colección y por la necesidad de destinar sus menguantes recursos presupuestarios a terminar las obras que mantienen cerrados desde hace meses, si no años, otros centros. Además, ha anunciado que en 2013 abrirán dos bibliotecas (Retiro y Conde Duque) los sábados por la mañana, eso sí, sin que ello suponga un incremento de recursos.

Ana Santos, designada directora general de Bibliotecas, Archivos y Museos el pasado mes de mayo, ha comparecido esta mañana ante la comisión municipal de Las Artes para explicar sus planes, “condicionados” a los recortes presupuestarios aprobados y planeados por el Gobierno local. “Con lo que tenemos, vamos a intentar a hacerlo lo mejor posible”, ha añadido.

Madrid cuenta con siete instalaciones municipales dedicadas a la historia y arte de la ciudad, que recibieron 680.000 visitantes en 2011 (un 13% más que el año anterior) pero “necesitan mejorar”, según Santos. Dos de ellas son singulares: el templo de Debod (un monumento de más de 2.000 años de antigüedad traído piedra a piedra desde Egipto) y la Ermita de San Antonio de La Florida (que alberga frescos de Francisco de Goya).

El Ayuntamiento cuenta con tres centros muy similares en su concepción: el de los Orígenes (antiguo museo de San Isidro; está abierto), el de Historia (antiguo Museo Municipal), y el de la Ciudad. El Museo de Historia, el mayor de los tres, ubicado en la calle Fuencarral, se encuentra cerrado por obras desde 2008 (“demasiado tiempo”, según Santos); la falta de presupuesto (ha perdido en el último recorte 150.000 de los 400.000 euros asignados) también ha retrasado sus obras, que no estarán concluidas al menos hasta el año que viene. “Es un objetivo prioritario abrirlo”. Pero no se hará hasta 2014.

El Museo de la Ciudad se ubica en el número 140 de la calle Príncipe de Vergara y su entrada es gratuita. Fue inaugurado en 1992 por el exalcalde José María Álvarez del Manzano (1991-2003) para “mostrar los elementos que han convertido Madrid en uno de los grandes centros urbanos del mundo”, según afirma su página web. Cuenta con cinco plantas con “maquetas, objetos curiosos, documentos y reproducciones” que recorren la historia de la ciudad.

Sin embargo, según Santos “el edificio contiene sobre todo maquetas, por lo que es más un centro de interpretación de la historia de Madrid”. “Necesita de una importante inversión que no nos podemos plantear dada la escasa calidad de la mayoría de piezas de sus colecciones y la necesidad de abrir el resto de centros”, ha explicado Santos. El edificio lo ocupará el área de Gobierno de Economía, que actualmente se encuentra de alquiler en el número 24 de la Gran Vía (el contrato finaliza en 2013, y supone 2,4 millones anuales). Respecto a la colección, se distribuirá por otros museos y dependencias municipales. El personal será trasladado a otros centros.

El Museo de Arte Contemporáneo, ubicado en el Centro Cultural Conde Duque, fue inaugurado en 2001 por Álvarez del Manzano pero permanece cerrado por reforma desde abril de 2010. No tiene fecha de apertura, toda vez que los recortes también han congelado sus obras (ha perdido su asignación presupuestaria completa). Según Santos, se abrirán dos salas antes de final de año. “Es difícil que pueda competir con otros centros, como el Reina Sofía, así que vamos a colaborar con ellos”, ha explicado Santos. Lo complementa además el Museo de Arte Público, ignorado por viajeros y lugareños, que reúne 17 esculturas abstractas bajo el paso elevado de la calle Juan Bravo.

Respeto a la red de bibliotecas municipales (4.010 puestos de lectura, 1,8 volúmenes; 560.000 carnés; dos millones de visitantes y 1,9 millones de préstamos en 2011), Santos se ha comprometido a “corregir los desequilibrios territoriales” merced a la incorporación “inminente” de los centros de la Comunidad de Madrid. “Ya estamos trabajando con ellos”, ha afirmado, pese a que el Ayuntamiento y la Comunidad han aplazado al menos hasta el año que viene el acuerdo en el reparto de competencias que podría, de prosperar en esos términos, conllevar la cesión de las bibliotecas regionales a la red municipal. La Comunidad cuenta con 16 equipamientos (con 444 funcionarios), frente a los 29 del Ayuntamiento (con 450 funcionarios).

“Estamos trabajando en un carné único y un catálogo y unas herramientas informáticas comunes”, ha explicado Santos. A partir de septiembre se empezará “a dibujar el mapa de bibliotecas públicas de Madrid”, ha añadido. En el estudio de ese mapa se han incluido los 39 centros de la Obra Social de Caja Madrid, cerrados por los ajustes en la entidad financiera. El Ayuntamiento “no puede asumir equipamientos que luego no pueda mantener”, pero sí estudia salvar centros de forma puntual en distritos con carencia de ellos.

En septiembre abrirá la el equipamiento de Conde Duque (150 puestos de lectura) y la Biblioteca Musical Víctor Espinós. Antes de final de año, el centro de Carabanchel (264 puestos), cuyas obras terminaron en diciembre. El de la Casa de las Fieras (224 puestos) deberá esperar al primer trimestre de 2013, pese a que las obras empezaron en verano de 2008. A lo largo del próximo año concluirá previsiblemente la ampliación de la biblioteca de Orcasur y la construcción de la de Barceló.

Respecto a la actualización de los fondos, Santos ha anunciado que firmará un acuerdo con los libreros para adquirir volúmenes “de forma más favorable” para estos, de forma que se pueda “ayudar al mercado del libro en estos momentos difíciles”. Para ello, el Ayuntamiento trabaja con la Comunidad para “homologar” a los libreros de la región.