“La química viene al rescate”

El futuro del cáncer pasa por menos radiación y más fármacos, asegura el médico

El oncólogo catalán Josep Baselga.
El oncólogo catalán Josep Baselga.LUIS SEVILLANO

La Asociación Europea de Investigación del Cáncer (EACR por sus siglas en inglés) clausuró el martes en Barcelona su 22º congreso bienal premiando al oncólogo catalán Josep Baselga (Barcelona, 1958), con el Mike Price Award por su trabajo en el campo de la terapia personalizada contra el cáncer. Baselga, director de la unidad de oncología del hospital General de Massachussets y director de una Unidad de Investigación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, considera que la mejora del tratamiento del cáncer se logrará mediante la combinación de la cirugia,radioterapia y farmacos especificos. "La quimioterapia, la cirugía y la radioterapia, tal y como se administran hoy, han llegado a un punto en el que ya no se van a desarrollar más. Ya disponemos del conocimiento y ahora tenemos que aplicar la tecnología. La química viene al rescate”.

El oncólogo, que desde la apertura en 2010 de la unidad que dirige en Vall d'Hebron ha tratado a 500 enfermos de cáncer con fármacos personalizados, explica que “tenemos que superar la época en la que trabajábamos para alargar la vida de un paciente un mes o dos. Actualmente tenemos la oportunidad de desarrollar el fármaco apropiado para el cáncer adecuado”, comenta Baselga.

Josep Baselga durante una visita a la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer del Hospital del Vall d'Hebron.
Josep Baselga durante una visita a la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer del Hospital del Vall d'Hebron.TONI ALBIR (EFE)

Baselga y su equipo se dedican al estudio del comportamiento de las células cancerígenas mediante el análisis de las distintas mutaciones que llegan a producirse en un tumor, las raras y las más frecuentes. “Aquellos medicamentos personalizados que se saben que funcionan bien con una determinada clase de mutación deben ser ofrecidos a la gente”, dice Baselga, en referencia a algunos fármacos contra el cáncer cuya efectividad ya ha sido probada y confirmada. Aunque en la actualidad “se están haciendo las cosas muy bien” en materia de detección y tratamiento del cáncer, Baselga considera que lo primero que deberían hacer los hospitales es “remitir a los pacientes a centros especializados para detectar si la mutación puede ser atacada con fármacos” en lugar de comenzar un tratamiento de quimioterapia cuyos resultados, además, no son contrastables hasta pasados uno o dos meses.

Una de las pacientes de Baselga, diagnosticada hace tres años de metástasis craneal, “todavía vive” gracias al tratamiento personalizado con nuevos fármacos. La Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer del Vall d’Hebron aplica en la actualidad tratamientos basados únicamente en el suministro de fármacos a 277 enfermos de cáncer. Desde su apertura hace dos años, ha realizado unos 300 ensayos con fármacos, de los cuáles, 80 han sido con fármacos nuevos, siendo esta la proporción más alta de toda Europa. Aunque “se han conseguido cosas que eran impensables hace cinco años”, aún queda mucho por avanzar: “No vamos a eliminar la quimioterapia pero con estos tratamientos potenciaremos más su eficacia”.

La reproducción de tumores de pacientes vivos en ratones es otro de los avances más destacados que está llevando a cabo el Vall d’Hebrón. El equipo liderado por el director del departamento de oncología, Joan Seoane, ha conseguido reproducir en ratones tumores cerebrales, de mama y de colon, de pacientes vivos con el fin de observar la respuesta del animal y así poder diagnosticar el tratamiento óptimo. Baselga asegura que esta técnica, pionera en el mundo, devuelve resultados “que se ajustan mucho más a la realidad”. “Con ella es posible lograr tratamientos mucho más efectivos, ya que actualmente los laboratorios utilizan células que se crían en plásticos en lugar de en condiciones humanas”, asegura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Futuro incierto, pero alentador. Si bien aún es pronto para hablar del fin de la quimioterapia, Baselga está convencido de que las técnicas de radiación y cirugía "no pertenecen al futuro del tratamiento contra el cáncer". El futuro, en su opinión, se ve a través del microscopio: "Estamos hablando de descubrimientos de laboratorio que son aplicables en los seres humanos en cuestión de pocos meses".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS