Madrid ofrece posada a los mineros por recomendación de Interior

Tras su inicial falta de respuesta, el Ayuntamiento cede un colegio de Moncloa-Aravaca La marcha norte y la de Aragón tienen previsto unirse el próximo martes en Ciudad Universitaria La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, les advierte que no podrán acampar en Sol

Varios mineros a su llegada al polideportivo de San Rafael, Segovia.
Varios mineros a su llegada al polideportivo de San Rafael, Segovia.ULY MARTÍN

Después de un titubeo inicial, el Ayuntamiento de Madrid permitirá a cientos de mineros que marchan desde hace dos semanas hacia la capital desde Asturias y León (columna norte) y desde Teruel (columna de Aragón) pernoctar el próximo lunes y martes en un colegio público del distrito de Moncloa-Aravaca, según han informado esta tarde fuentes municipales.

El lunes llegará la columna norte, compuesta por unas 160 personas. Las localidades de Pozuelo de Alarcón y Daganzo de Arriba rechazaron acoger en instalaciones públicas a los mineros, que han caminado casi 300 kilómetros para manifestarse el miércoles ante la sede del Ministerio de Industria contra los recortes en las ayudas al carbón aprobados por el Gobierno.

Así, el domingo la columna norte entrará en la región por el alto del León, en la sierra de Guadarrama, a 57 kilómetros de la capital, y pernoctarán en Collado-Villalba. Al día siguiente, llegará al distrito de Moncloa-Aravaca, donde podrá hospedarse en el colegio público Rosa de Luxemburgo (en la calle Bardegueral). En un principio la alcaldesa de la capital, Ana Botella, explicó que no tenía intención de ceder ningún edificio público para acoger a los mineros porque no tenía ninguna petición oficial, pero a última hora de la tarde el Ayuntamiento ha corregido argumentando que el Ministerio del Interior había recomendado a las autoridades locales por las que pase la marcha que se intente procurar alojamiento a los mineros.

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT han negociado además con la Universidad Complutense para que esta deje pernoctar a los manifestantes la noche del martes en un pabellón cerca del complejo deportivo. No está claro si la oferta del Ayuntamiento hará innecesaria la cesión de espacio en el centro educativo.

La columna de Aragón llegará el domingo por Meco, a 35 kilómetros de la ciudad, y descansará en Alcalá de Henares. Al día siguiente, tiene previsto pernoctar en un polideportivo municipal de Alcobendas.

El martes, desde las diez de la noche hasta la madrugada, los mineros, ya unidos, recorrerán las calles de la capital, desde Moncloa hasta la puerta del Sol. La delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, ha advertido que, aunque pueden utilizar edificios públicos de la ciudad para pernoctar, en ningún caso podrán acampar “ilegalmente” en Sol ni en ningún otro lugar. “No se van a permitir acampadas, ni por parte de los mineros ni por parte de nadie”, ha sentenciado.

Apoyo en varias localidades madrileñas

Los mineros habían lamentado que, mientras los municipios de Collado-Villalba, Alcalá de Henares y Alcobendas prestarán sus instalaciones deportivas para hospedarlos tras de 19 etapas de caminata por la meseta castellana, Madrid capital se negara a darles cobjijo. "¿Por qué no nos reciben igual que a los peregrinos de la Jornadas Mundiales de la Juventud?", se preguntaban.

Manuel Robles, alcalde socialista de la localidad sureña de Fuenlabrada, había tildado de "impresentable" la actitud de la regidora madrileña, Ana Botella, que ayer aseguró que no tenía previsto atender a los mineros. Fuentes municipales han explicado esta tarde que no recibieron la petición hasta esta mañana, y se han apresurado a buscarles acomodo tal y como recomienda el Ministerio de Interior.

El grupo municipal de IU en Las Rozas también ha decidido prestarles su apoyo. Los dos concejales de esa localidad donarán a la "caja de resistencia minera" el dinero de las dietas municipales correspondientes al mes de junio (alrededor de 3.500 euros), ha asegurado Jaime Rodríguez, portavoz de la agrupación.

Ajenos a la polémica suscitada por su llegada a la capital, los integrantes de la marcha negra mantienen aún la esperanza de no tener que llegar hasta Madrid porque eso significaría que han conseguido alcanzar algún acuerdo con el Gobierno. Aunque la resolución del conflicto no parece tan fácil. Sin ir más lejos, en la última reunión de los sindicatos con el ministro de Industria, José Manuel Soria, celebrada el lunes pasado, este se reafirmó en los recortes en las ayudas al carbón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción