Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcha en los astilleros de Cádiz para reclamar nuevos encargos de barcos

Dirigentes del PP piden a los empleados que confíen en el Gobierno

Protesta de los trabajadores de Navantia, en San Fernando (Cádiz) Ampliar foto
Protesta de los trabajadores de Navantia, en San Fernando (Cádiz)

Los 2.000 trabajadores de los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz se han movilizado para demandar los contratos que faltan. Los de Puerto Real y San Fernando han recorrido este viernes a pie el trayecto que hay entre sus factorías y sus Ayuntamientos. Los de Cádiz se han concentrado a las puertas del Consistorio mientras sus representantes se reunían con la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez. Los operarios temen una inmediata regulación de empleo en las plantas si no se consigue carga de trabajo de forma rápida, una posibilidad que se ha diluido después de que los votos del PP tumbaran en el Senado la posibilidad de incluir en los Presupuestos de 2012 una enmienda para contratar la segunda fase de los buques de acción marítima, los denominados BAM. Los dirigentes populares han pedido “confianza” a los trabajadores en el Gobierno de Rajoy porque todavía existe posibilidad de incluir estos pedidos a lo largo del año.

Los sindicatos no son muy optimistas pese al mensaje del PP. Su lucha se centrará ahora, tras dar por perdida la batalla por los Presupuestos de 2012, en incluir esos barcos en las cuentas del año que viene y en que Navantia encuentre negocio en otras líneas como los parques eólicos marinos o el mercado civil. La principal preocupación de estos trabajadores es que, aunque se firmara mañana mismo un nuevo contrato, tardaría al menos un año en empezar la primera faena en la factoría, de ahí el temor a un expediente de regulación de empleo. Las movilizaciones van a continuar la semana que viene.

Las marchas a pie de San Fernando y Puerto Real han transcurrido sin incidentes. No ocurrió así hace tres semanas cuando los operarios de Puerto Real cortaron el puente José León de Carranza, uno de los dos únicos accesos terrestres a Cádiz, y provocaron numerosos destrozos en la carretera. La Subdelegación del Gobierno ya ha advertido a los trabajadores que no permitirá nuevos cortes de carretera.

La entrevista entre los representantes de los operarios de Cádiz, que no se movilizaron para poder terminar la reparación de un barco, y la alcaldesa concluyó con una petición de responsabilidad y confianza de la dirigente del PP, quien es también diputada del PP en el Congreso, y, por tanto, una de las que rechazó en esa cámara la enmienda de 10 millones de euros para que el Ministerio de Industria encargue una nueva fase de los BAM. “Nos vamos con sabor agridulce”, ha resumido Juan Bedeli, presidente del comité.

No ha sido la única protesta en Andalucía, cada vez más encendida por los recortes. En Sevilla, varios centenares de manifestantes, convocados por ocho organizaciones de Personal de Administración y Servicios y de Personal Docente e Investigador de universidad, se han manifestado en protesta por los recortes salariales, informa Efe. También lamentaron que la Junta pretenda recortar 130 millones al sistema universitario andaluz. La manifestación se inició en el rectorado de la Universidad de Sevilla y terminó frente al Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta. Allí se han encontrado con los extrabajadores de la empresa Santana de Linares (Jaén), que mantienen una acampada desde el 5 de junio. Estos empleados piden que se cumplan los acuerdos firmados con la Junta en 2011, donde se preveía un plan industrial con la instalación de nuevas empresas, la prejubilación de los mayores de 50 años y la recolocación del resto.