El Gobierno rechaza las “recetas privatizadoras” de Lujua

“Yo creo que sí”, respondió ayer la portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, a la pregunta de si puede darse por zanjada la polémica con el presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, tras pedir este de un modo indirecto el adelanto de las elecciones. Mendia eludió, en cambio, asegurar que lo ocurrido no dejará rastro en la interlocución con el dirigente empresarial o que las relaciones hayan vuelto exactamente al momento anterior al choque.

El Gobierno “no ahondará en el desencuentro” y seguirá “de la mano” de la patronal, como de los sindicatos, en pos de “objetivos de país” que sí son “compartidos”. Pero no se privó de marcar distancias: son “naturales, dijo, entre un Ejecutivo socialista y una organización empresarial. Esta “mira por sus intereses” en las recetas que propone y el Gobierno discrepa abiertamente de ellas, en particular cuando buscan privatizar empresas o servicios públicos. “Ni es momento ni de desprenderse de patrimonio de todos los vascos ni un Gobierno socialista puede compartir la privatización de servicios públicos”, aseveró.

Mendia consideró que el propio Lujua ofreció aclaraciones el lunes y no quiso valorar si tras su petición velada de anticipo electoral pudo estar el PNV o haber jugado una inclinación de la cúpula patronal hacia ese partido, como creen los socialistas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50