Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Cataluña avala que el catalán se llame “aragonés oriental”

El Gobierno de Aragón modificó el nombre de la lengua en un proyecto de ley

El uso de la expresión “aragonés oriental” para referirse al catalán hablado en Aragón tendrá carácter oficial. Será cuando la región apruebe la Ley de Uso, Protección y Promoción de Lenguas y Modalidades Lingüísticas Propias de Aragón, presentada este lunes por el Gobierno autónomo, que suprime el reconocimiento legal del catalán. El proyecto de ley recibió el martes el aval del Partido Popular de Cataluña, que evitó criticar a sus compañeros aragoneses. El portavoz del PP, Enric Millo, tiró balones fuera apuntando su respeto “a la capacidad que tiene el Gobierno aragonés de legislar”. Discrepar de su decisión, argumentó Millo, sería un acto de “injerencia”.

La Generalitat sí mostró su rechazo a la ley de Aragón. Lo hizo el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, que en primer lugar quiso recalcar que hablaba “sin voluntad de enfrentamiento con nadie” y lamentó que la medida “tienda a disminuir el uso del catalán y su libre expresión”. En un comunicado difundido por su departamento, el consejero sentenció: “Las lenguas son riqueza cultural y resulta inadmisible que se fomenten leyes que tiendan a reducirlas. Es tanto como abogar por el agotamiento cultural y expresivo de una comunidad y de las personas que viven en ella”. El consejero se ofreció a ayudar a la sociedad catalanohablante de Aragón y mostró su voluntad de diálogo con esta región y el resto de los territorios en los que se habla catalán (Comunidad Valenciana e Islas Baleares) en defensa de la “lengua común”.