Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Recortes en educación

Los rectores de Madrid piden que suban “lo menos posible” las tasas universitarias

La recaudación de 175 millones que prevé Educación supone un aumento del 80%

La Consejería señala que es un cálculo "aproximado" que incluye el aumento de carga docente

Los rectores temen una "importante pérdida" de becas con el cambio de criterio de notas

Los rectores de las seis universidades públicas madrileñas (Complutense, Autónoma, Carlos III, Alcalá, Politécnica y Rey Juan Carlos) han pedido a la Comunidad de Madrid que suba "lo menos posible" las tasas universitarias para el curso que viene. El Ministerio de Educación ha aprobado un decreto de recortes que cambia la forma de cuantificar los pagos de los alumnos a partir de septiembre que viene y sube hasta un 66% (540 euros, según la estimación oficial) el precio de las primeras matrículas. La subida de precios está fijada con una horquilla -del 15 al 25% del precio del curso en primera matrícula, del 30 al 40% en segunda, entre un 65 y un 75% en tercera matrícula y entre el 90 y el 100% en cuarta- en la que deberán situarse las Comunidades Autónomas. 

Con la Selectividad en marcha, aún no está cerrado cuánto pagarán los estudiantes el curso que viene, aunque Madrid ya ha hecho una estimación de cuanto espera recaudar: 175 millones. Es la cifra que fijó la Comunidad el pasado mayo en el informe económico financiero que envió al Ministerio de Hacienda. Ese cantidad equivale a aumentar el 80% la recaudación respecto a la cantidad actual que perciben las universidades madrileñas por tasas. Son 220 millones de euros, según estimaciones de la Conferencia de Rectores de las Universidades de Madrid (Cruma).  La Consejería de Educación, que no explica cómo ha efectuado el cálculo de 175 millones, señala que es una estimación "aproximada y sin cerrar" en la que también se ha incluido el dinero que esperan recortar, y que tampoco especifican, por el aumento de carga lectiva a los docentes y la posible reducción de plantillas, un aspecto en el que los rectores esperan ahorro escaso o incluso gasto.

El decreto del Ministerio incluye aumentar las horas de  clase para los profesores no dedicados a la investigación. Los rectores plantearon a la consejera Lucía Figar en una reunión celebrada el pasado 9 de mayo que Madrid "no se ahorrará una cantidad importante" en esa partida precisamente porque "hay muchos investigadores y estos tiene que dar menos clases, lo que puede suponer hasta  que aportar más dinero por parte de la Administración", explica Daniel Peña, rector de la Carlos III y presidente de la  Cruma. Los rectores y la consejera tienen otra reunión pendiente sobre tasas y decretos en la que las universidades ofrecerán nuevos datos sobre el precio de las carreras (su estimación oscila entre 5.000 y 7.000 euros por alumno y año) y sobre cómo afectarán los cambios previstos en la concesión de becas.

Un 40% de becas en riesgo

El Ministerio de Educación prevé también endurecer los criterios académicos para la concesión de becas. Para acceder por primera vez a las generales, los alumnos deberán llegar a los campus con un 5,5 de nota de Selectividad, y con un seis, para las becas-salario; hasta ahora bastaba con haber aprobado. Y, para mantener las ayudas generales en los cursos sucesivos, a partir del próximo curso deberán tener aprobadas el 90% de las asignaturas matriculadas (ahora es el 80%), excepto en las ingenierías y Arquitectura, que pasan del 60% al 65% de aprobados como requisito. Pero en el caso de las becas-salario, se les exigirá un 100% de aprobados y un 85% en las ingenierías. Eso supone dejar fuera al 15% de los becarios generales (a los que se le cubre el precio de matrícula)  al 40% de los que perciben una beca salario en el caso de la Universidad Carlos III, explica su rector, que considera que estos datos "son extrapolables" al resto de campus madrileños.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram