Los socialistas exigen la dimisión de Vela por engañar a Rajoy y a la Unión Europea

El déficit de la Generalitat en 2011 se multiplica por tres en tres meses El vicepresidente José Ciscar atribuye el baile a un ejercicio de transparencia

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ayer en la sede de UGT.
El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ayer en la sede de UGT.MÒNICA TORRES

“Es exigible la dimisión de José Manuel Vela, consejero de Hacienda, por haber engañado al Gobierno de Rajoy y a la Unión Europea”. Ximo Puig, secretario general de los socialistas valencianos, expresó ayer su estupefacción ante la diferencia entre el déficit de 2011 declarado por la Generalitat cuando liquidó el presupuesto en febrero, cuando fue revisado por el Ministerio de Hacienda y, finalmente, cuando sometió el jueves su plan de reequilibrio financiero hasta 2014 al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Las cifras bailan desde los 1.543 millones aprobados en febrero hasta los 4.657 millones admitidos el jueves. En menos de tres meses, el desfase de las cuentas públicas en 2011 se ha disparado más de 3.000 millones.

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat, ha cargado una y otra vez ante el pleno de las Cortes Valencianas contra “las mentiras” del Gobierno del socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, cuya estimación de déficit de un 6% fue revisada al alza por Mariano Rajoy hasta el 8,5% cuando accedió a La Moncloa, como argumento para justificar los sucesivos recortes que tendrán que sufrir los ciudadanos valencianos.

El repentino descubrimiento de que el déficit de la Generalitat y el de la Comunidad de Madrid son superiores a lo previsto inicialmente, obligó el viernes al Ministerio de Hacienda a elevar la previsión de déficit del Estado hasta el 8,9%.

“El mentiroso ya no es Rodríguez Zapatero”, comentó Puig, “el mentiroso estaba dentro de casa”. El secretario general de los socialistas valencianos cargó contra el responsable autonómico de Hacienda y añadió: “El plan de reequilibrio financiero hasta 2014 no es creíble. O el PP oculta nuevos recortes, o van a seguir sin más la senda del engaño”.

“El plan de reequilibrio

Los números son muy sufridos, pero no lo bastante como para que el déficit de la Generalitat en 2011 se haya multiplicado por tres en menos de tres meses. El 24 de febrero, el pleno del Consell liquidó las cuentas de 2011. José Manuel Vela, consejero de Hacienda, acompañó al vicepresidente y portavoz, José Ciscar, para explicar que el déficit ascendía a 1.543 millones de euros, cuatro veces más que un año antes y, sin embargo, perfectamente ajustado al 1,5% exigido el Estado a las comunidades autónomas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Lo cierto, a la vista de aquella liquidación, es que la diferencia entre ingresos y gastos superaba los 3.700 millones de euros, que solo resultaban compensados por las emisiones de bonos patrióticos y deuda pública de la Generalitat. Tanto es así que el Ministerio de Hacienda siempre ha considerado que el déficit de la Comunidad Valenciana en 2011 alcanzaba el 3,68% del PIB.

Pero la cifra baila de nuevo cuando los responsables económicos del Consell sometieron el plan de reequilibrio al Consejo de Política Fiscal y Financiera el jueves. En ese documento, el déficit de 2011 alcanza los 4.657 millones de euros, un 4,5% del PIB.

El déficit de 2011 alcanza

La Consejería de Hacienda explicó que el presupuesto se había liquidado antes de que se aprobaran los créditos del ICO para saldar las deudas con proveedores que arrastraban las comunidades autónomas. A la hora de solicitar esos créditos, los responsables de Hacienda hicieron “aflorar” facturas pendientes de pago por un total de 1.800 millones de euros, facturas que permanecían en los cajones y que ni siquiera habían sido contabilizadas por falta de fondos.

Según la versión oficial, la Generalitat pidió instrucciones al Ministerio de Hacienda para contabilizar ese nuevo desfase y la orden fue imputar todo el dinero pendiente como déficit del presupuesto de 2011 aunque no todas las facturas pendientes correspondieran a ese ejercicio.

Las cuentas no cuadran

Pero las cuentas no cuadran. Si la Generalitat hubiera imputado 1.800 millones de euros más al desfase de 2011, el déficit alcanzaría el 5,4% del PIB regional. De hecho, las cuentas oficiales solo incorporan 861 millones más a la liquidación que venía barajando el ministerio hasta ese momento.

El Consell ha dejado pendientes facturas por 981 millones de euros de 2010 o ejercicios anteriores

¿Dónde está el dinero que falta? El secretario general de los socialistas valencianos aventuró que el Consell ha dejado pendientes facturas por 981 millones de euros correspondientes a 2010 o ejercicios anteriores que tiran por tierra la credibilidad de cualquier plan de reequilibrio financiero.

Puig exigió la inmediata comparecencia del presidente Alberto Fabra ante las Cortes para aclarar exactamente los términos del plan de reequilibrio y los posibles recortes adicionales que vayan a sufrir los valencianos.

José Ciscar, vicepresidente y portavoz del Consell, salió al paso del baile con una declaración de doble filo para justificar el aumento del déficit. “Es un dato que estaba ahí y en la Comunidad Valenciana hemos hecho un ejercicio de transparencia con un plan de pago a proveedores en el que hemos presentamos todo, absolutamente todo, y no sé si todas las comunidades autónomas han hecho lo mismo”, comentó Ciscar en Alicante.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS