Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas regionales de nunca acabar

La Comunidad reconoce que el déficit en 2011 duplica el anunciado pese a que aplicó fuertes recortes

Manifestación contra los recortes en Sanidad y Educación. Ampliar foto
Manifestación contra los recortes en Sanidad y Educación.

Cuentas públicas que se tejen y destejen cada pocos meses. Madrid presumía de ser la única comunidad autónoma que cumplía el sacrosanto objetivo de déficit pero el plan de equilibrio aceptado el jueves por Hacienda la deja en quinto lugar de los menos incumplidores, detrás de Galicia, Canarias, Navarra y La Rioja. En vez del 1,1% del PIB regional previsto (por debajo del objetivo del 1,3%) fue del 2,21, unos 2.000 millones más de déficit despistados.

El consejero Percival Manglano dio una pista el 20 de marzo al reconocer en una entrevista una caída de ingresos de unos 1.000 millones. Eso implicaba incumplir el objetivo de déficit y tener que presentar un plan económico-financiero, pero se negó a dar una nueva estimación. Y cuando el miércoles, víspera del Consejo Fiscal en el que se aprobó dicho plan, la agencia estatal EFE reiteró que Madrid era la única que cumplía, la consejería de Manglano sólo corrigió el titular, pero no el dato.

Tampoco lo proporcionó cuando este diario se lo requirió. Al conocerse el viernes la cifra definitiva del 2,21%, Manglano se apresuró a afirmar que en el primer trimestre del este año fue del 0%. Eso sí, admitió que parte de la desviación de 2011 se debió a “gastos que se habrían podido realizar en 2012 y se han hecho en 2011”. Un malabarismo contable que le da argumentos para un recorte adiconal de gastos de 654 millones, que el Gobierno de Esperanza Aguirre traducirá con un nuevo presupuesto para 2012, que prevé presentar esta semana.

En el plan económico, el Gobierno regional justifica los recortes extraordinarios, entre otras cosas, en el aumento del gasto en sanidad. No por su gestión, sino por “el incremento tremendamente alcista” de suministros como la electricidad y el gas natural o el “incremento de impuestos” como el IBI o la tasa de residuos. También atribuye ese mayor gasto sanitario al mayor desarrollo tecnológico y de métodos quirúrgicos “de alto coste”.

Son los cambios que introduce el real decreto sanitario los que van a permitir a Madrid recortar más. El copago farmacéutico, por ejemplo, le ahorrará al Gobierno de Aguirre 100 millones de euros al año, según sus cálculos. Solo en lo que queda de 2012 pueden ser unos 60. Sin embargo, el gasto en recetas de medicamentos ya había descendido en 30 millones de euros gracias a los decretos que potenciaron el uso de genéricos y de los fármacos más baratos.

La Consejería de Sanidad prevé crear una central de compras para pagar menos por los medicamentos y el material, tal y como establece el real decreto, que le ahorraría otros 100 millones de euros. También en aplicación del RD 16/2012, la nueva cartera común de servicios supondrá un ahorro de 57 millones de euros en 2012, debido a que dejarán de financiarse como ahora el transporte sanitario no urgente y las prótesis, entre otros.

Sin embargo, los recortes en sanidad hace varios meses que están en marcha, especialmente a cuenta del capítulo I, el del personal. El personal sanitario realiza ya jornadas de 37,5 horas semanales, en lugar de 35, lo que en realidad no ha supuesto que dediquen más tiempo a atender a los pacientes, sino que las horas extraordinarias se les pagan ahora como jornada ordinaria. Los médicos, por ejemplo, han protestado porque la medida les resta, de media, 200 euros al mes en la nómina. La supresión de la mejora de la incapacidad temporal, que penaliza a los trabajadores que enfermen al restarles sueldo, también está ahorrando ya varios millones a las arcas regionales.

El próximo martes 22 de mayo hay una huelga general de educación en toda España por los distintos recortes aprobados por el Ministerio que acaba de adaptar la Comunidad de Madrid aumentando las ratios, reduciendo las becas y subiendo el precio de las tasas universitarias. Para los profesores de la región la protesta será una más de un curso en el que se han echado a la calle prácticamente desde el primer día. En septiembre arrancó el periodo más movilizado desde hace dos décadas. Madrid capitalizó la llamada marea verde (por el color de las camisetas con el lema 'Escuela pública de tod@s y para tod@s') contra el recorte en profesores de secundaria.

Antes de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy apostara por el aumento de horas lectivas, el equipo de Esperanza Aguirre ya se había adelantado. Incrementó la jornada de clase semanal de 18 a 20 horas (el tiempo total de dedicación escolar se mantuvo a 37,5 horas) y, junto a esto, dejó de contratar a profesores interinos (3.000, según los sindicatos o 1.000, en cifras de la Administración). Estimó el ahorro en 80 millones de euros que acabó rebajando a 62. El recorte en docentes, según denunciaron los sindicatos y parte de la comunidad educativa, supuso un desbarajuste en los horarios de los centros que no daban abasto para cubrir guardias, atender las actividades extraescolares o hacer desdobles de laboratorio y de inglés. En cinco meses, hubo 11 huelgas (no todas secundadas por todos los sindicatos). En enero, se retomaron las negociaciones con la Consejería de Educación, que abandonaron dos de las cuatro centrales (CC OO y UGT) tras conocer que Educación ampliaría los recortes amparándose en las medidas aprobadas por Rajoy.

Función pública.

Los empleados públicos de la Comunidad de Madrid llevan ya un tiempo sufriendo en sus nóminas los recortes. El complemento específico, por ejemplo, está congelado desde el año 2009 para todo el personal funcionario, estatutario y docente, lo que según el Gobierno regional ha ahorrado 73,5 millones de euros hasta ahora. La "contención salarial" afecta a los bolsillos de los empleados públicos especialmente desde 2010, cuando se les rebajó un 5% la retribución anual. Según los cálculos que hace el Plan económico-financiero 2012-2014, el ahorro por ese concepto ha sido de 499 millones de euros.

El 1 de enero de 2012 trajo otra sorpresa a los empleados públicos: la Comunidad de Madrid decidía dejar de completar hasta el 100% los sueldos en caso de enfermedad, como había hecho hasta entonces. Desde entonces, estar en situación de incapacidad temporal (IT) les supone una merma en las nóminas que varía en función de la categoría. La misma ley, la de Acompañamiento de los presupuestos de 2012, que estableció el nuevo régimen de IT, fue la que restó días de permiso y libre disposición a los empleados. El Gobierno regional confía en ahorrar este año 3,9 millones al dejar de contratar personal temporal para sustituciones.

La Comunidad cuenta con un plan para reducir el absentismo desde hace dos años. Más de 150 inspectores de sanidad supervisan las bajas. Según el Gobierno regional, continuar con el plan ahorrará 12,5 millones de euros. El mayor recorte, sin embargo, es el de la supresión de la mejora de la IT. Al recortar la nómina de los empleados enfermos, tanto los estatutarios como los que no lo son, se ahorra 38 millones de euros en este ejercicio.

Transportes intentó buscar "fórmulas imaginativas" para no subir las tarifas, pero acabó haciéndolo. Tras probar una campaña publicitaria que cambió el nombre de la estación de Sol y provocó polémica, el incremento de los precios de metro, trenes y autobuses llegó en mayo. La subida media ascendió a un 11%, la más alta de la última década. Pero hubo billetes cuyo precio se disparó como el Metrobús de 10 viajes (un 29% más, 12 euros) o el desplazamiento al aeropuerto (5 euros, el doble). La recaudación supuso unos 120 millones, pero Transportes necesita más. Quieren llegar a 270 por vías "alternativas" alternativas de financiación. La Consejería lo justifica asegurando que Madrid tiene un billete altamente subvencionado, en el que el viajero paga el 40% del coste real y el otro 60% lo abonan las Administraciones (vía impuestos que también abonan los ciudadanos). La Comunidad de Madrid no descarta volver a subir el precio del transporte público antes de que acabe el año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información