Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Más pupitres en las aulas no caben”

La asamblea de directores advierte de que el decreto de Wert “choca” con la norma de seguridad

Se oponen a que haya 36 o 42 alumnos de ESO o Bachillerato en la misma clase

Alumnos en uno de los aularios de un instituto público de la Comunidad Valenciana en sus pupitres.
Alumnos en uno de los aularios de un instituto público de la Comunidad Valenciana en sus pupitres.

¿Cómo pueden caber 36 alumnos de ESO o 42 de Bachillerato en los 1,5 metros cuadrados por puesto escolar que establece la actual ley educativa para una media de 20 alumnos por clase? No es un pregunta del Trivial Pursuit. Es una "preocupación" real que hoy ha planeado en la cabeza del centenar de directores de los institutos públicos de la provincia de Valencia, reunidos en asamblea en el emblemático IES Lluís Vives de la capital. “Justo en el año en que la inspección del Ministerio de Trabajo ha exigido la puesta en práctica del plan de evacuación en los centros educativos”, reflexiona Josep Lluis Peris, director del IES Ravatxol.

Los directores consideran que el Real Decreto del ministro Ignacio Wert, que amplía la ratio un 20% en cada etapa educativa, “choca” con la normativa estatal en materia de seguridad en los centros escolares. “Más alumnos por clase no caben”.

La Generalitat pretende

situarse a la cabeza en la

aplicación de los recortes

educativos de Rajoy

La Generalitat Valenciana pretende tomar la “iniciativa” y situarse a la cabeza en la aplicación de los recortes en el ámbito educativo aprobados por el Gobierno de Rajoy. El borrador de la regulación autonómica, elaborado por la Consejería de Educación, asume pues la subida máxima de ratio fijada por el Gobierno para el próximo curso del 20% de alumnos por aula.

Esto significa que en Primaria se pasará del máximo de 25 alumnos por aula a grupos de 30 niños. La media actual es de 20,6 alumnos. En Secundaria, el máximo pasa de 30 a 36 y en Bachillerato, a hasta 42 alumnos por aula. Además, se confirma la reducción de grupos de FP y Bachillerato que, a partir de dos grupos de 15 o más alumnos, se unificarán en solo uno de más de 30 alumnos por clase. “Más alumnos por clase no caben”, sostiene Peris.

La norma de subida de ratio hasta 36 y 42 alumnos no encaja con las nuevas construcciones  escolares llevadas a cabo por la empresa pública de la Generalitat, Ciegsa, eque reformado y construido más de 400 colegios e institutos en la última década.

Anécdotas, las hay de todos los colores. “¿Qué hacer cuando las puertas de un aula se abren hacia dentro?”, se ha preguntado otro director en la asamblea.

Puertas que se abren hacia adentro

“Y si se ponen todos los pupitres que se requieren para el aumento de ratio que pretende la consejería, lo que se tendrá serán aulas ratoneras, que en caso de emergencia serán un desastre para la seguridad de los alumnos”, puntualiza Peris.

Los directores enviarán

a la consejería un informe

con las medidas

de cada aula

Frente a esa “preocupación” los directores han decidido realizar un informe detallado de cada centro donde se mide la capacidad de cada aula, en función de la antigüedad del edificio y la ley según el cual se realizaron los aularios, para enviárselo a la consejera María José Catalá.

Los directores quieren que la Consejería de Educación tenga un informe exacto del estado de cada aula, en cada centro y, por tanto, de “las capacidades reales de los pupitres”.

Además, en el informe que enviarán a la consejería, los directores quieren “dejar muy claro” que, en caso de una emergencia (incendio, sismo, etcétera), se consideran “no responsables”, ya que se trata de “una medida impuesta por la Administración, contra la propia normativa de seguridad estatal, que es de rango superior”.

Profesores con plaza fija, desplazados

El centenar de directores de la provincia de Valencia reunido en el IES Luis Vives también ha mostrado su rechazo y preocupación por el número de profesores desplazados que habrá si se aplica en el sistema educativo valenciano el máximo de subida de ratio y de horas decretado por el ministro Wert.

“Empresas pequeñas de comedor escolar están quebrando o siendo asediadas por multinacionales”

“Se trata de profesores que han opositado y tienen plaza fija definitiva en su centro, pero si se aumentan las horas, pueden convertirse en desplazados fuera de su propia ciudad de destino, zona o comarca”, advierten los directores.

Finalmente, los directores han abierto un debate sobre la deuda de la Consejería de Educación con las empresas de comedor, ya la Generalitat solo ha pagado la partida que corresponde a los monitores. Y adeuda la partida de becas de transporte y comedor de todo el curso escolar. “Muchas empresas pequeñas están quebrando y otras están siendo asediadas por multinacionales a la caza de pequeñas empresas de catering”, advierten.