Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez del ‘caso Emarsa’ pide al Consell las licencias a empresas de lodos

La trama para hinchar los precios de la gestión fue la más dañina para Emarsa

El titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar el agujero económico de al menos 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo, ha solicitado a la Consejería de Infraestructras, Territorio y Medio Ambiente las autorizaciones o licencias que otorgó a varias empresas de gestión de lodos que están siendo investigadas.

El magistrado ordena que se mande un oficio a Infraestructuras para que remita al juzgado todas las autorizaciones que haya otorgado a Notec, SL y a Recuperación y Tratamiento de Biomasa, Trabisa, SL. El juez remarca que se requieren las autorizaciones relativas a la instalación de vertedero, tratamiento de lodos, basuras y otros residuos procedentes de depuradoras de aguas residuales en San Antonio de Requena, así como todas las solicitudes que a este respecto hubieran efectuado ambas entidades con identificación concreta de las parcelas en las que se desarrolla la actividad.

Sobre estas mercantiles, el magistrado también ordena pedir todas las declaraciones de alta en el IAE efectuadas tanto por Notec como por Recuperación y Tratamiento de Biomasa.

La trama de los lodos que funcionó en Emarsa fue, según la investigación judicial, la más dañina para los intereses de la sociedad pública. Las empresas de uno de los empresarios imputados, Jorge Roca, habría facturado cerca de 17 millones a Emarsa actuando meramente como intermediario entre las firmas que realmente gestionaban los fangos y la sociedad pública. Roca, que se encuentra huido de la justicia, llegaba a doblar los precios sin hacer trabajo alguno con la supuesta connivencia de cargos de la depuradora y de la empresa de la Generalitat dedicada al saneamiento de aguas en toda la comunidad autónoma, Epsar.

 

Más información