Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad pretende ahorrar 360 millones en cuatro años con la estrategia de crónicos

Probará la receta electrónica en las farmacias en otoño

Pacientes que Osakidetza sabe a ciencia cierta en qué nivel de riesgo están, enfermos que conocen al dedillo su dolencia, que actúan sobre ella, que se conectan con el sistema sanitario y con otros pacientes con patologías similares a través de las nuevas tecnologías. Enfermos que no acudirán a su médico de Atención Primaria cada vez que necesiten una receta y que controlarán sus pruebas y sus análisis desde cualquier ordenador.

Ese es el resultado que el consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, quiere lograr a través de la estrategia de crónicos que puso en marcha en 2009 y del que esta mañana ha hecho balance. Tras desgranar la situación en la que se encuentran las 14 medidas que componen la estrategia, el consejero ha señalado que en 2011 supusieron 28 millones de ahorro y ha calculado que en el presente ejercicio serán 60, 102 en 2013 y 169 en 2014. En total, 359 millones de euros de ahorro en cuatro años para unas arcas sanitarias que ya no crecen al ritmo que lo hacían antes de la crisis pero que siguen asumiendo cada vez más demanda en una sociedad que no deja de envejecer.

“Queremos probar que es una forma eficiente de avanzar, que no solo es bueno para los crónicos”, ha explicado el consejero en una rueda de prensa en Bilbao. La estrategia de crónicos es una “solución mucho más interesante que ir de consejo interterritorial en consejo hablando de recortes”. Preguntado sobre si tendrá tiempo suficiente para asentar la estrategia, a tan sólo un año, en el mejor de los casos, de las próximas elecciones autonómicas, Bengoa ha señalado que “ lo que hace falta es que la lógica interna y las piezas que hemos puesto estén lo suficientemente enraizadas”, y ha reconocido que esta es una tarea pendiente entre los profesionales del nivel especializado, mientras que sí se ha logrado en los centros de salud y en los servicios sociales.

Adaptar el sistema sanitario a los crónicos es adaptarlo a un tercio de la población vasca, tal y como ha apuntado el consejero. Son también el 84% de los ingresos en los hospitales, el 75% de las recetas, el 63% de las visitas al médico especialista y el 58% de las consultas de atención primaria.

El responsable de la estrategia de crónicos, Andoni Arcelay, ha explicado que la historia clínica está completamente extendida, al igual que el consejo sanitario telefónico a través de Osarean y la cita previa a través de este sistema de atención sanitaria a distancia. El programa del paciente activo ya ha trabajado con 500 enfermos y es esperan otros 1.500 en el próximo ejercicio. El paso previo para la puesta en marcha de la receta electrónica –la introducción de los datos relativos a las medicinas en el sistema- ya se ha realizado con casi siete de cada diez personas y se espera realizar en otoño el plan piloto en las farmacias.