Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empresario introdujo a Emarsa en Rumanía

El exgerente de Notec reconoció que al menos realizó una decena de viajes a Rumanía con Esteban Cuesta o con Enrique Arnal

José Luis Sena Gimeno, exgerente de Notec, firma investigada por el saqueo de Emarsa, declaró ayer ante el juez que instruye el caso que aprovechó sus contactos con firmas de Rumanía para introducir a Esteban Cuesta, exgerente de la empresa pública que depuraba las aguas residuales de Valencia y su área metropolitana, en empresas del sector de aquel país. “En el caso de Emarsa tuve una conversación con el gerente y nos mostró el interés que tenían ellos por ir a Rumanía y también vino porque el señor Dragomir [empresario rumano también imputado] me trasladó que estaban buscando empresas para acometer temas de agua”, explicó ayer Sena en su declaración ante Vicente Ríos, aunque solo respondió a las preguntas de su abogado.

Según sus respuestas, Sena explicó a los gestores que en Rumanía “están buscando empresas que aporten capacidad técnica y experiencia” en este sector: “Y es por lo que se les pone en contacto con diversas empresas de Rumanía”. El exgerente de Notec reconoció que al menos realizó una decena de viajes a Rumanía —“eran unas dos o tres veces al año”— a lo largo de tres o cuatro años. Y que los realizó con Cuesta, con el director financiero, Enrique Arnal, o con los dos juntos, y con Dragomir.

Notect facturó a Emarsa

5,5 millones de euros

entre 2008 y 2010

Notect facturó 5,5 millones de euros a Emarsa entre 2008 y 2010. Y ante Ríos, el abogado también intentó que Sena justificara por qué Notec cobraba a Emarsa 42 euros por tonelada tratada de los lodos de depuración de sus plantas, mientras a la empresa que realmente trataba los lodos, Adobs, solo se le pagaban 18 euros. Prácticamente casi toda la declaración fue encaminada a argumentar que Notec aplicaba un tratamiento de secado solar en una planta piloto en Requena. “Nadie ha querido visitar”, se quejo Sena, “las instalaciones de la planta piloto de Notec ni la de Trabisa”, en referencia a un planta aledaña para tratar biomasa, que se usó para tratar cierto tipo de lodos.

Los contratos con Notec se pactaron, según el CJC, sin "procedimiento alguno de selección"

De sus declaraciones también quedó claro que Notec ya trató lodos de Emarsa en 2007, antes de que se firmara un acuerdo. De hecho el Consell Jurídic Consultiu (CJC) ha estimado nulos los contratos pues se pactaron “directamente y en ausencia de procedimiento alguno de selección”. Tampoco tenía experiencia previa (vendía maquinaria). Después de que la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) revisará los contratos de Emarsa, Notec reclamó 24,2 millones.

Más información