Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Savater presenta en Bilbao su última obra, Premio Primavera de Novela

El escritor y filósofo cuestiona algunas de las supersticines actuales y critica la pérdida de categorías en la cultura

El filósofo Fernando Savater en Bilbao.
El filósofo Fernando Savater en Bilbao.

El escritor y filósofo Fernando Savater ha presentado esta mañana en Bilbao su última obra, Los invitados de la princesa, Premio Primavera de Novela 2012. Savater ha criticado que hoy en día, cuando se habla de cultura en el sentido humanístico del término, "se valora lo mismo al señor que hace un grafiti en el suelo de una estación con una tiza que a Leonardo Da Vinci o a un gran escritor".

El filósofo cuestiona en su obra algunas "supersticiones" actuales, como la de convertir la cultura en motor del turismo y la de considerar la gastronomía como una expresión cultural "superior y extraordinaria" y a los cocineros, como los "regidores" del mundo cultural.

La trama se desarrolla durante la celebración de un inventado congreso internacional denominado "festín de la Cultura", que se celebra en la isla de Santa Clara, un pequeño país de América Latina al que acuden una serie de intelectuales invitados por su presidenta, conocida como La princesa, y que quedan atrapados durante una semana por la erupción de un volcán.

El filósofo donostiarra, que ha ganado con esta obra el Premio Primavera de Novela 2012, ha considerado que los "festines culturales" como el que le sirve de excusa para desarrollar la trama del libro normalmente evitan la faceta más "incómoda" de la cultura, aquella en la que, según Savater, el intelectual actúa de una forma "más aguda o más fuerte".

"Se valora lo mismo al señor que hace un grafiti en el suelo de una estación con una tiza que a Leonardo Da Vinci o a un gran escritor"

"Lo fundamental -ha agregado- es que la cultura sea importante y se valore en todo momento y a todas horas, no solo en los 'festines culturles' y, sobre todo, no solo cuando resulta rentable desde el punto de vista económico".

Tras reconocer que "cultura es todo, lo bueno y lo malo", el intelectual vasco ha estimado, "sin dramatismos", que, en el momento actual, se vive "una pérdida del equilibrio entre la importancia de las distintas expresiones culturales".

En su novela, los personajes también abordan otras cuestiones que afectan a la sociedad actual como la educación, la literatura y la teología. Cuestionado sobre la situación actual de la educación es España, con los recortes que el Gobierno planea en esta materia, Savater ha manifestado que "una buena educación siempre es cara y casi todos los países no quieren costearla y por eso buscan patrocinadores que lo hagan".

Pero si una buena educación es cara, "mucho más caro todavía van a pagar los países en el futuro el no educar bien", ha subrayado el que ha sido profesor de Filosofía del campus de San Sebastián de la Universidad del País Vasco durante 40 años.

Savater también se ha mostrado crítico con el momento actual que atraviesa la literatura ya que, en su opinión, se vive una época en la que "lo que se valora más son esas novelas que mezclan realidad y ficción".

"O sea -ha explicado con ironía-, que la gente parece que lee las novelas para completar su bachillerato y aprender las cosas que no aprendió entonces". El filósofo y escritor donostiarra, por contra, ha deseado que el lector lea sus novelas "con el bachillerato ya aprobado y a disfrutar de la obra, no a ampliar sus conocimientos".