CASO URDANGARÍN

Jorge Vela achaca a Luis Lobón la renovación del contrato con Nóos

El exdirector de Cacsa asegura que el acuerdo se firmó antes de que asumiera el cargo Apunta que el actual secretario autonómico de Turismo era quien le daba las indicaciones

Jorge Vela en el juzgado de Palma de Mallorca.
Jorge Vela en el juzgado de Palma de Mallorca.efe

Un político clave de la cúpula económica de la Generalitat valenciana, en época de Francisco Camps y también en la de su sucesor, Alberto Fabra, Jorge Vela, director del Instituto Valenciano de Finanzas y exdirector general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, SA (CACSA), negó el viernesante el juez del caso Urdangarin sus supuestas responsabilidades en los pagos y liquidaciones de las tres sesiones del evento Summit Valencia, entre 2004 y 2006, con el Instituto Nóos.

Vela, que está imputado, subrayó al juez que al tomar posesión del cargo en CACSA, en 2005, los acuerdos con Nóos estaban firmados por su antecesor, su antecesor, José Manuel Aguilar, también imputado, y que se limitó a renovarlos por indicaciones de otros. Afirmó no conocer directamente a Iñaki Urdangarin y Diego Torres, socios del Instituto Nóos, que percibieron de la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia —a través de CACSA y de la fundación Valencia Turismo— un total de 3,7 millones de euros. Además, Vela rechazó haber participado en la supuesta falsificación de un informe de gastos del evento Summit 2005 que pasó a figurar Summit 2004.

Esta supuesta falsedad documental la reconoció la exgerente de CACSA entre 2003 y 2008 Elisa Maldonado, también imputada, que reconoció en su declaración que manipuló la fecha del informe técnico de la primera cumbre Valencia Summit en 2004 “por orden” de Vela. En esos años, Maldonado coincidió con José Manuel Aguilar, que dirigió CACSA de 2003 a 2005 y con Vela, que lo relevó en el cargo hasta 2009. Vela dijo ayer confiar en la capacitación de Maldonado.

Niega conocer directamente a Urdangarin y su exsocio Torres

En la misma estrategia evasiva, Vela asumió en su declaración que recibía indicaciones de Luis Lobón, actual secretario autonómico de Turismo y Proyectos Estratégicos y anterior responsable de la Sociedad Pública Proyectos Temáticos, para renovar el contrato, una decisión que dependía en última instancia del exvicepresidente del Consell, expresidente de CACSA y actual diputado del PP por Alicante, Gerardo Camps.

Los tres certámenes Summit, entre 2004 y 2006, costaron 900.000 euros anuales, 2,7 millones, financiados a mitades por Turismo Valencia y CACSA. Además, pagaron otros 700.000 euros en concepto de gastos y Nóos percibió 382.000 euros más por la idea y gestiones de los nonatos Juegos Europeos. Jorge Vela es hermano de José Manuel Vela, consejero de Hacienda del Gobierno valenciano. La empresa pública CACSA en 2006 manejó 197,4 millones de euros.

El último en declarar fue Antonio Ballabriga, ex consultor y exdirector de Nóos, que fue persona de confianza de Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres al frente del instituto. Ballabriga formó parte del comité de dirección de Nóos con los propietarios del instituto que se afirmaba sin ánimo de lucro.

Rechaza la falsificación de un informe de gastos del evento

El juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach tomaron también declaración ayer a otras dos personas implicadas en la investigación del caso Urdangarin, una de ellas un cargo de confianza del expresidente Jaume Matas. Esta pieza del caso Palma Arena, alude al supuesto desvío de fondos públicos de Baleares (2,3 millones) y de Valencia (3,7) por parte del Instituto Nóos, que encabezó el yerno del rey Iñaki Urdangarin, en alianza con su exsocio Diego Torres, entre 2004 y 2006.

Juan Flaquer, exdiputado balear y exconsejero de Turismo de Baleares, en el último Gobierno de Matas (2003-2007) acudió como testigo —está imputado en otras causas sobre la gestión del Ejecutivo Matas—. Flaquer encabezó el departamento desde el que se gestionaron en parte los dos eventos de turismo y deporte, Forum Illes Balears, en 2005 y 2006, así como el patrocinio por 18 millones del equipo ciclista Illes Balears, en cuya venta por Banesto medió Urdangarin, que logró, además, distintos contratos menores bajo sospecha. Flaquer, abogado y profesor de Derecho, reivindica su inocencia y logró cambiar su condición —en esta pieza de Nóos— de imputado a testigo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS