GALLEGOS EN LA ESCALERA|RETRATOS DE XURXO LOBATO

Ignacio Rivera, el hombre con estrella

No solo decidió continuar con lo que había empezado como una empresa familiar, sino que además se lanzó a ampliar fronteras

Ignacio Rivera en la escalera de la cervecería Estrella Galicia en A Coruña.
Ignacio Rivera en la escalera de la cervecería Estrella Galicia en A Coruña.XURXO LOBATO

Cuando me llamaron para pedirme que escribiese sobre Ignacio Rivera, no lo dudé un instante, ya que aparte de la relación de amistad que nos une desde hace ya muchos años, es ante todo gallego, y sobre todo coruñes, y todos sabeis lo que yo quiero a Galicia en general y a A Coruña en particular. Cuando me puse a escribir, la pregunta de cómo definiría yo a Ignacio Rivera tuvo respuesta inmediata: como una persona transparente, de una gran calidad humana y además el prototipo de “emprendedor”, una palabra que me gusta mucho y define a Ignacio a la perfeccion.

En una conversación que mantuve con él hace tal vez 15 años o más, me comentaba que debido a unos estudios que habían realizado unos cerveceros alemanes, con la conclusión de que la cerveza Estrella Galicia no tenía nada que envidiar a las cervezas alemanas, una multinacional del citado país intento comprarla. En aquella conversación Ignacio me dijo que lo sencillo era vender todo, repartirlo entre la familia y disfrutar de la vida, pero ahí es donde aparece el emprendedor. No solo decidió (de acuerdo con el consejo) continuar con lo que había empezado como una empresa familiar, sino que además decidió ampliar fronteras. El resultado (recordemos que las empresas valoran resultados y trabajo en equipo al 50%) fue que desde su incorporación a Estrella Galicia en 1991, la empresa cuadriplicó resultados.

Peldaños

Nació en A Coruña en el año 1965

- Licenciado en Administración y Dirección de Empresas en ICADE

- Master MBA en ESDEN

- En 1990 se incorpora a la empresa familiar Estrella Galicia

- En 1994 fue nombrado consejero delegado Cabreiroa, la empresa de aguas de Verín, comprada por la empresa cervecera dentro de su proceso de expansión.

- En 2004 fue nombrado presidente grupo Manantiales de Galicia

- En 2007 fue nombrado director general de la empresa Hijos de Rivera

- Actualmente, consejero-delegado de Giste Cervecera, SLU.

Hoy en día Estrella Galicia no solo se comercializa en España, sino que llega a más de 30 países (produce 115.000.000 litros/año). Y que no solo es cerveza, ya que, debido a un gran proceso de diversificación, produce también: aguas envasadas, vinos gallegos (no podía ser de otra manera), sidras gallegas, sangrías, tinto de verano, aguardiente…

Pero dónde aparece Ignacio Rivera Quintana en el árbol genealógico. Es el bisnieto de José María Rivera Corral, fundador de Estrella de Galicia en el año 1906; por lo tanto, cuarta generación de una empresa centenaria (el Rey Juan Carlos estuvo en A Coruña en la conmemoración de los 100 años). Sus padres fueron Ramón Rivera Riguera y Socorro Quintana Drake. No hay más que conocerlo a él y haber tenido la suerte de conocer a sus padres, para ver que tiene lo mejor de cada uno de ellos; la capacidad de trabajo y el liderazgo de su padre y la simpatía y entusiasmo de su madre, una extraordinaria mujer, que además (y esto me lo conto mi madre) era la gran animadora en las fiestas particulares, en las que siempre terminaba cantando y tocando la guitarra, alegrando a todos los que allí estaban.

Ademas de ser coruñeses y amigos, Ignacio y yo tenemos algo más en común: Formentera, lo más parecido a lo que yo me imagino como el “paraíso terrenal”. A esta isla, siempre que el tiempo nos lo permite, nos escapamos para pasar unos días. Todavía me acuerdo del día que Marta y yo fuimos a su casa e Ignacio nos cocinó una deliciosa lubina a la sal. He de reconocer que después de haber viajado por todo el mundo, no conozco otro lugar donde se respire tanta paz y tranquilidad como en esta isla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El padre de Carlos Sainz, del que fui copiloto durante 15 años, construyó la fabrica de Estrella Galicia en su ubicación actual. La vida esta llena de casualidades, así que cualquier día nos volvemos a encontrar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS