Badalona sopesa dejar fuera de su hospital a la empresa de Bagó

El Ayuntamiento estudia declarar desierto el concurso de cocina tras recibir la única oferta de Serhs

Imagen de la entrada del hospital municipal de Badalona.
Imagen de la entrada del hospital municipal de Badalona. JOAN SÁNCHEZ

 El Ayuntamiento de Badalona estudia declarar desierto el concurso público convocado para adjudicar el servicio de cocina del hospital municipal después de haber recibido una sola oferta, perteneciente al Grupo Serhs, según han confirmado fuentes municipales. Un portavoz del Ayuntamiento declinó ayer ofrecer su versión a la espera del consejo de administración de Badalona Serveis Assistencials (BSA) prevista para hoy. El contrato del servicio de cocina había salido a concurso por un importe de 461.126 euros anuales (sin IVA) y una duración de cuatro años, prorrogable dos más, por lo que el importe total de la licitación asciende a 2,77 millones de euros. El pliego de cláusulas administrativas del concurso prevé que este puede ser declarado desierto “por falta de licitantes, porque los presentados no hayan sido admitidos o las ofertas no fuesen adecuadas”.

El Grupo Serhs lleva 19 años gestionando ininterrumpidamente las cocinas del hospital de Badalona sin haber concurrido a concurso público alguno, tiempo en el que ha ingresado 7,8 millones de euros. En 1993, el Ayuntamiento, entonces gobernado por el PSC, y la empresa firmaron un contrato que ha sido renovado sucesivamente hasta ahora. La Sindicatura de Cuentas ya advirtió en 2006 que estas prórrogas contravenían la normativa vigente sobre contratación pública, pero no ha sido hasta la llegada del PP a la alcaldía en las municipales de mayo de mayo de 2011, con Xavier García Albiol, cuando BSA ha sacado a licitación el servicio.

Ramon Bagó, dueño del Grupo Serhs, está siendo investigado por la Oficina Antifraude precisamente por el posible conflicto de intereses derivado del hecho de que sus empresas de restauración estén siendo contratadas en hospitales y centros sociosanitarios cuya gestión depende del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC), ente público del que Bagó es vicepresidente y en el que ha ocupado casi todos los puestos de responsabilidad en los últimos 20 años.

El Ayuntamiento de Badalona cambiará la empresa auditora del hospital municipal

El hospital de Badalona es uno de los gestionados por el CSC desde 1998, cuando el Ayuntamiento y el CSC firmaron un contrato denominado de gestión, una especie de subcontratación de las funciones de dirección de un centro sanitario por el cual el CSC se encarga de nombrar al gerente, gestionar el centro y diseñar las líneas estratégicas. Badalona pagó el año pasado 300.000 euros al CSC por este servicio, según documentos a los que ha accedido EL PAÍS.

El de Badalona no es el único caso, aunque sí uno de los más destacables de centros sanitarios gestionados por el CSC que contratan su servicio de restauración al Grupo Serhs, muchas veces sin mediar concurso público.

Según ha publicado EL PAÍS esta semana, Serhs ha captado en la última década al menos 50,8 millones de euros en contratos de cocina de centros relacionados con el CSC.

Ramon Bagó en Badalona

1993: El Ayuntamiento, gobernado por el PSC, concede a Serhs el servicio de restauración del hospital municipal, que ha sido prorrogado sin concurso hasta la fecha.

E 2000: Serhs acapara los contratos de cocina en el hospital, el centro sociosanitario, dos residencias de la Generalitat y otras tres del Instituto Municipal de Servicios Personales.

2006: La Sindicatura de Cuentas alerta de que la prorrogación de contratos en el hospital municipal va contra la normativa de contratación pública.

2012: El hospital saca a concurso por primera vez el contrato de cocina. El Ayuntamiento sopesa declararlo desierto tras recibir una única oferta de Serhs.

En Badalona, la empresa de Bagó se ha llevado desde 1994 la mayoría de los contratos de restauración de equipamientos sanitarios y sociales, por un total de 23,5 millones de euros, la mitad de ellos cuales sin concurso. La relación entre el CSC y Serhs también quedó clara en el hospital de Mataró (véase EL PAÍS del pasado miércoles), cuando la entrada del primero en 1994 se vio seguida por la adjudicación de la restauración a Serhs a dedo solo ocho meses más tarde.

La suspensión del concurso para adjudicar el servicio de cocina del hospital Badalona no es la única decisión que adoptará Albiol tras conocer las irregularidades en las contrataciones del centro. En el consejo de administración de BSA de hoy estaba previsto renovar un año más el contrato de auditoría a la empresa que examina las cuentas de BSA, Faura-Casas. Según han confirmado fuentes municipales, este punto ha sido quitado del orden del día y Albiol ha decidido cambiar de auditoría, ya que considera que la actual debería haber alertado al Ayuntamiento de la irregularidad que suponía ir renovando sin concurso el servicio de restauración del hospital municipal a Serhs.

Faura-Casas es también la empresa auditora del Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC) y está, por tanto, en el centro del supuesto conflicto de intereses que investiga la Oficina Antifraude. Este diario trató ayer de obtener, sin lograrlo, la opinión de la firma sobre la decisión del Ayuntamiento.

La ciudad de Badalona ha sido en los últimos años la gran cocina de Ramon Bagó y sus empresas. Desde su aterrizaje en el hospital, Serhs conquistó casi todos los fogones de los equipamientos sanitarios y sociales, un negocio que le ha reportado desde entonces 23,5 millones de euros. De ellos, 7,8 los ha ingresado desde el hospital municipal y otros 3,1 (también sin concurso) por los servicios de restauración prestados al servicio municipal de atención domiciliaria (SAID) y al antiguo centro socio-sanitario local.

Faura-Casas es la firma que examina las cuentas del centro y del CSC

Serhs ha ingresado hasta la fecha otros 7,8 millones de euros por el contrato de la gran residencia El Carme, en cuya licitación también intervino el CSC con Ramon Bagó como miembro del consejo de administración que tomó la decisión que favoreció a su empresa. Este contrato, de 14 años, estará vigente hasta 2017. Los otros ingresos de Serhs en la ciudad proceden de dos residencias del Departamento de Bienestar Social (2,9 millones entre 1996 y 2006, estos con concurso) y del Instituto Municipal de Servicios Personales (1,9 millones). Este último contrato también fue sacado a concurso, según ha precisado a este diario el Ayuntamiento de Badalona. Un error hizo que el pasado martes este diario publicara que este último contrato había sido adjudicado a dedo.

Si Serhs dejara finalmente de prestar sus servicios en el hospital municipal de Badalona, los empleos actuales no corren peligro. El punto 31 de las cláusulas administrativas del concurso de restauración en marcha establece que la empresa contratista “está obligada a subrogar el personal” de la que ya esté prestando el servicio.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50