Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP frena en seco la investigación parlamentaria del saqueo de Emarsa

Los populares rechazan que Barberá, Cotino y Crespo comparezcan por el caso Emarsa y la oposición dice que la transparencia de Fabra queda desautorizada

La portavoz socialista en la comisión sobre Emarsa en las Cortes muestra las fotos de Barberá y Crespo, que no comparecerán.
La portavoz socialista en la comisión sobre Emarsa en las Cortes muestra las fotos de Barberá y Crespo, que no comparecerán.

El PP ha pisado el freno en la investigación parlamentaria del saqueo millonario de la depuradora de Pinedo al rechazar las solicitudes de comparecencia propuestas en bloque por la oposición y al aprobar una lista de comparecientes ante la comisión del caso Emarsa en las Cortes Valencianas en la que no figura ninguno de los gestores de la empresa pública ni ninguno de los cargos públicos que, desde el Ayuntamiento de Valencia o desde la Generalitat, tuvieron responsabilidad política en la sociedad.

El PP ha votado hoy en contra de que la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el presidente de las Cortes y exconsejero de Medio Ambiente, Juan Cotino, y el expresidente de Emarsa Enrique Crespo, entre otros, comparezcan en la comisión parlamentaria de investigación. La portavoz popular, la diputada Alicia de Miguel, ha argumentado su rechazo en que la lista conjunta de comparecencias presentada por los tres grupos de la oposición, PSPV-PSOE, Compromís y Esquerra Unida, solo pretende desgastar al PP y a la Generalitat en un asunto protagonizado por "una banda de facinerosos y bandoleros" que ya está siendo investigada por la Justicia.

Compromís dejará la comisión si el PP no rectifica

La oposición ha criticado con dureza la actitud del PP y ha acusado al Grupo Parlamentario de ceder a los intereses de Rita Barberá y desautorizar al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que prometió transparencia e investigar hasta el final lo ocurrido. La propuesta popular de comparecencias aprobada no se ciñe, según la oposición, a los verdaderos responsables del "saqueo" de al menos 25 millones de euros de la empresa pública que gestionaba la depuradora de Pinedo (Valencia), tanto empresariales como políticos.

De Miguel se ha cuidado de dejar abierta una puerta a lo que pueda ocurrir con un caso que no deja de deparar sorpresas y de aportar, en su investigación judicial, elementos cada vez más escandalosos. Por eso, la diputada popular ha dicho que el PP no tendrá ningún inconveniente en ampliar las comparecencias ante esta comisión de investigación si así se deriva de lo aportado en sede parlamentaria por las siete personas que los populares han decidido llamar: entre ellas el  exvicepresidente de Emarsa a propuesta del PSPV-PSOE Ramón Marí, que fue quien empezó a pedir explicaciones en 2009 de lo que ocurría; el exconsejero por el PP en esa empresa pública Manuel Corredera y el exconsejero de Esquerra Unida Joan Antoni Pérez; el exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar), José Juan Morenilla, y varios técnicos.

La socialista Carmen Martínez ha calificado de "insulto a la inteligencia" la actitud del PP de llamar a declarar a representantes de la oposición por lo ocurrido en Emarsa y no a sus gestores directos o a los responsables políticos de una sociedad en la que el PP tenía las dos terceras partes de los votos y el Ayuntamiento de Valencia, que preside Barberá, casi la mitad de los representantes. "No reclaman a nadie de la dirección de la depuradora", resaltó Martínez, que exhibió fotos de Barberá y de Cotino como responsables políticos de un escándalo que ya afecta de lleno a la Generalitat a través de la Epsar, organismo al que el PP se negó a investigar desde un principio pero cuyo exgerente, Morenilla, figura en la lista de comparecencias porque todavía no ha sido formalmente imputado por el juez.

Mónica Oltra, de Compromís,,acusó al PP de dejar su credibilidad "a la altura de los lodos de Emarsa", en alusión a uno de los aspectos, el tratamiento de fangos, en el que se defraudaron más millones. La diputada anunció que propondrá a su grupo parlamentario dejar de acudir a esta comisión, por la "burla" que supone tanto para las Cortes como para los ciudadanos, aunque después ha matizado que Compromís dejará la comisión si el PP no rectifica en su actitud, con lo que devolvió la pelota al tejado de los populares. La portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz,  ha pronosticado que esta comisión se cerrará "en falso" y ha calificado la lista de comparecencias aprobada de "vergonzosa".