Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ERE se disparan en Cataluña tras la entrada en vigor de la reforma laboral

Las empresas presentaron 327 expedientes a partir del día 13 de febrero, el 70% de todo el mes

El balance de 2011 revela que los ERE crecieron el 32,5% respecto a 2010

UGT destaca que la Administración y la sanidad destruyeron 18.000 empleos, el 22% del total

El número de expedientes de regulación de empleo presentados en Cataluña se ha disparado tras la entrada en vigor de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Lo constata el hecho de que desde el día 13 de febrero, cuando entró en vigor la nueva norma, hasta final de mes se presentaron 327 ERE, el 70% de todos los del mes, frente a los 141 que se presentaron antes de la reforma, ha revelado en un informe el sindicato UGT. En personas, el número de afectados son 6.903. El total del mes (468 expedientes y casi 9.000 afectados) dista mucho de febrero de 2011: 314 expedientes y 3.304 afectados.

"Es un alud, hay barra libre para despedir, y demuestra que las empresas estaban esperando la reforma para reducir puestos de trabajo", ha asegurado el secretario de política sindical de la organización, Camil Ros, que no ha dudado en referirse a la "mala fe de algunos empresarios". De los ERE posreforma, la mayoría ha supuesto la suspensión temporal de empleo (161 con 5.286 afectados), en segundo lugar han sido expedientes de reducción horaria y salarial (112 con 693 afectados) y en 54 casos han sido extinciones de empleo que han afectado a 924 personas.

El sindicato ha hecho balance de los ERE presentados en 2011: 4.014 expedientes (el 32,5% más que en 2010) con 63.610 afectados (el 17,6% más). El repaso constata que cada vez hay menos expedientes de reducción horaria y, en cambio, crecen los de extinción, al tiempo que suben los de suspensión. Además, las suspensiones cada vez son más prolongadas: de 77 días de media en 2009 se ha pasado a 207 días el año pasado. Entre las cifras referidas a los ERE destaca el hecho de que el sector público (público estrictamente o concertado) ha presentado 140 expedientes que han afectado a 5.369 personas, el 8% del total.

El sector público también destaca en las cifras de bajas a la Seguridad Social, esto es, la pérdida de puestos de trabajo. De los 85.102 que se perdieron en 2011, el 22% (18.613) corresponden a la suma de Administración pública y actividades sanitarias, tanto de servicios 100% públicos como concertados. "Los recortes de la Generalitat se han cargado el 22% de los puestos de trabajo que se destruyeron en Cataluña, lo cual demuestra que las políticas de austeridad son más crisis", ha manifestado Ros. El secretario de política sindical ha subrayado que la afiliación a la Seguridad Social (2,3 millones en 2011) ha caído hasta situarse en niveles de 2002.

En el panorama que ha pintado hoy UGT no hay ni un indicador positivo y, a juicio de Ros, demuestra que 2011 fue un año peor que 2009, hasta ahora el peor de la crisis, según el consenso general. En las cifras destacan aspectos como que si bien crecen los expedientes, bajan los afectados, un fenómeno que Ros ha explicado que se debe a que las empresas grandes aplicaron expedientes en años anteriores. "En 2011 el 89% de los expedientes los iniciaron empresas de menos de 50 empleados", ha subrayado.

En vistas a la huelga general convocada para el próximo jueves día 29, Ros ha reconocido que el principal reto que afrontan los sindicatos es que la gente pierda el miedo a ser despedida. Con todo, ha emplazado a la ciudadanía a parar y participar en las movilizaciones. Además, ha recordado que la mayoría de despidos se producen de forma individual. Los ERE representan apenas el 14% del total de empleos que se perdieron en 2011.