Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU votará contra los presupuestos si no se consignan las deudas con Cataluña

Duran pone como condición el pago de la disposición adicional tercera del Estatuto

El democristiano trató la cuestión con la vicepresidenta en una reunión en el Congreso

El presidente del grupo CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, hoy durante la presentación de un libro en Girona
El presidente del grupo CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, hoy durante la presentación de un libro en Girona

Convergència i Unió ha empezado la estrategia para avalar los primeros presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy, que se presentarán el próximo 30 de marzo. Los nacionalistas pretenden que, tras los múltiples gestos que ha tenido el grupo catalán en el Congreso -el aval a los primeros ajustes y la reforma laboral- y la Generalitat -la abstención al límite de déficit impuesto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera- tengan respuesta del Ejecutivo de Rajoy. La contraprestación debe ser, ha concretado el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, que en los presupuestos se incluya el pago de las deudas que el Estado tiene contraídas con Cataluña. En concreto, el dinero que corresponde de liquidar la disposición adicional tercera del Estatuto, que debe dedicarse a infraestructuras.

"Hay una cuestión básica para apoyar o no el presupuesto. O bien los presupuestos incluyen el reconocimiento de la deuda a la disposición adicional tercera (de los 759 millones de la liquidación del 2008, o bien de los 219 de 2009) o no podremos votar positivamente ni los presupuestos del Estado ni el techo de gasto", ha apuntado Duran este viernes, en la carta semanal que envía a los militantes de Unió Democràtica. El democristiano ni cita los 1.450 millones del fondo de competitividad que el Gobierno socialista se comprometió a pagar a Cataluña. La petición de CiU ya la conoce el Gobierno. Según Duran, él mismo se lo trasladó a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en una reunión que tuvieron en el Congreso. "Ya es hora de que todo el mundo asuma el ejercicio de  la responsabilidad, no solo CiU", ha emplazado Duran. 

En su misiva a la militancia, el democristiano justifica la abstención del Gobierno catalán en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, decisión que sorprendió por las contundentes críticas vertidas desde la Generalitat al límite de déficit impuesto a las autonomías. Duran, si bien acepta el argumentario de su partido, que reclama la misma relajación de déficit que se ha permitido el Estado, se suma a las tesis del Gobierno de Rajoy. En la carta, asegura que pedir mayor margen de déficit "puede trasladar una mala imagen de cara a los mercados y también de cara a la Unión Europea", argumento que usó esta semana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Incluso llega a aseverar que las reiteradas peticiones a relajar el déficit, que en Cataluña ha encabezado el presidente Artur Mas, "contradicen la política de austeridad y de ajustes que el Gobierno de la Generalitat se ha visto obligado a aplicar". Duran remarca que la abstención de Cataluña se debe a que el Ejecutivo de CiU no quería votar lo mismo que Andalucía, cuyo Gobierno rechazó la limitación.