Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat avanzó dinero a 30 institutos en dificultades

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, admite que tres centros se encuentran en una situación económica “crítica”

Mercè Rigau, consejera de Educación.
Mercè Rigau, consejera de Educación.

Las familias no son las únicas que tienen problemas para llegar a final de mes. También está sucediendo en los institutos. La consejera de Enseñanza de Cataluña, Irene Rigau, ha reconocido este miércoles que la Generalitat tuvo que avanzar dinero el pasado mes de enero a una treintena de institutos con problemas de tesorería, que no podían hacer frente al pago de facturas. El Ejecutivo catalán también ha apuntado que, de los 590 centros de secundaria que hay en Cataluña, tres están en "situación crítica".

Los datos coinciden con la denuncia del sindicato de profesores de secundaria ASPEPC-SPS, que también ha alertado de la misma cifra de centros que pasan serias dificultades económicas. La Junta de Directores de Secundaria envió a principios de mes una carta a la Generalitat alertando de estos casos extremos y exponían que “la mayoría de centros han gastado en remanente que tenían acumulado y se encuentran en una frágil situación”. El sindicato prevé que si no se aumenta la aportación de la Generalitat, no se podrán cubrir los gastos previstos para este año.

El grito de alerta no ha venido solo de una carta. Unas 400 personas, entre profesores y familias, se han concentrado este miércoles en Sabadell ante la sede de los Servicios Territoriales de Enseñanza del Vallès Occidental para protestar contra los recortes y denunciar la delicada situación de algunos institutos públicos. Un ejemplo: Robert Velázquez, director del instituto Miquel Crussafont, asegura que solo le quedan 10 euros en la cuenta de la escuela, según informa el diario digital isabadell.cat.

Un instituto de Sabadell alerta de que le quedan 10 euros en la cuenta

Rigau ha querido tranquilizar a los centros de secundaria y ha asegurado que durante este año se ha congelado la partida destinada al gasto corriente de los centros, no se ha reducido. El año pasado ya se recortó un 10%. También ha afirmado que los institutos recibirán puntualmente las transferencias que les corresponde el 29 de febrero. Pero el Departamento implantará novedades en la forma de pago, ya que realizará las transferencias a los centros mensualmente, y no trimestralmente como hasta ahora. Para vigilar más de cerca la salud económica de los institutos, Enseñanza revisará el estado de cuentas de los institutos cada tres meses. Ahora se hace anualmente, coincidiendo con la liquidación de los presupuestos. “Queremos hacer un seguimiento para ver qué centros tienen dificultades y actuar en situaciones puntuales”, ha terciado Rigau, quien ha ofrecido a los centros escolares el soporte de los Servicios Territoriales en casos de urgencia económica. Eso sí, dependiendo del caso, el avance de liquidez se descontará del presupuesto del centro.