Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas técnicas contra el cáncer

La Universidad Politécnica de Valencia presenta seis métodos para tratar la enfermedad

El consejero de Sanidad, Luis Rosado (izquierda), en la Universitat Politècnica de València.
El consejero de Sanidad, Luis Rosado (izquierda), en la Universitat Politècnica de València.

Dos de las claves para la cura de una enfermedad consisten en la detención temprana y en el diagnóstico preciso. Ayer, la iniciativa Oncotic— un proyecto desarrollado por investigadores y médicos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el hospital de Benidorm con la colaboración del hospital La Fe de Valencia, la Universitat Jaume I de Castellón y la Generalitat— presentó seis métodos novedosos en el tratamiento del cáncer y de enfermedades de tipo neurológico.

Uno de ellos es Imfutec, un programa que permite extraer diferentes imágenes del tejido cerebral para detectar de manera exhaustiva y prematura posibles enfermedades neurológicas como el alzhéimer o la esclerosis múltiple. Otro es Biomama, un procedimiento con tecnología 3D que, basado en una reconstrucción de las mamas reales, localiza lesiones en el pecho que puedan desarrollar un tumor. El tercero es Hepabio, un navegador que sirve para orientar y planificar biopsias de hígado y que se complementa con Hepaplan, un procedimiento que ayuda al médico a seguir el avance de un cáncer en este órgano de manera individualizada.

Este equipo ha creado, además, una aplicación de realidad virtual para facilitar el tratamiento psicológico de cada persona por medio de un control emocional que mejore su estado anímico. También ha desarrollado un quirófano inteligente denominado Qipi que proporciona un diagnóstico minucioso en prácticas preoperatorias o en cirugías guiadas por vídeo.

Con la idea de “poner la ciencia al servicio de la sociedad”, el laboratorio de la UPV Labhuman pretende conseguir unas operaciones “más fáciles y precisas”. El consejero de Sanidad, Luis Rosado, alabó este trabajo “cooperativo” e insistió en que el deber de la Administración es garantizar una sanidad “de calidad” que utilice todos los recursos “públicos y privados” posibles para “sacar el mayor rédito” social. Este proyecto se inició en 2009 y se desarrollará a lo largo de este año y el que viene. La inversión privada ha sido de más de dos millones de euros.