Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una imputada en Emarsa se niega a responder a las preguntas del juez

Moreno fue, supuestamente, una de las personas que cobraban sin trabajar

La abogada afirma que prestó "asesoría extrajudicial" a la empresa

Leonor Moreno, imputada por el saqueo de la sociedad pública de depuración Emarsa, se ha negado esta mañana a responder a las preguntas del ministerio público y del juez instructor del caso. Moreno, abogada de profesión es, según declaró en su momento el exgerente de la empresa Esteban Cuesta, una de las cuatro personas que estuvieron cobrando varios años de Emarsa a pesar de no prestar ningún servicio. Cuesta también afirmó que los cuatro casos de falsos trabajadores le fueron impuestos por el expresidente de Emarsa, exalcalde de Manises y exvicepresidente de la Diputación de Valencia, Enrique Crespo, recientemente dimitido a causa de su implicación en la rapiña de fondos públicos, que alcanzó, al menos, los 25 millones de euros, según la estimación realizada por el juez Vicente Ríos.

La imputada afirma que no prestó asesoría judicial a Emarsa porque la sociedad tenía un gabinete propio

Moreno, vinculada al Ayuntamiento de Manises que dirigía Crespo, solo ha respondido a preguntas de su letrado, y ha afirmado que su contrato con Emarsa contemplaba la realización de asesoría jurídica tanto judicial como extrajudicial. La imputada ha reconocido, sin embargo, que no llevó ningún caso ante los tribunales porque se le "advirtió desde el principio que había un servicio jurídico propio" en la empresa pública.

La abogada ha presentado unos documentos en el juzgado que, según su versión, acreditarían que sí realizó asesoría extrajudicial para la sociedad. En contra de lo declarado por Cuesta (que dijo que no tuvo ningún trato con ella), Moreno ha afirmado que sí existió una relación laboral. La imputada, que cobró de Emarsa entre los años 2006 y 2009, ha indicado igualmente que decidió desvincularse de la empresa tras aprobar una oposición en el Ayuntamiento de Manises y llegar a la conclusión de que no podría sostener tanta carga de trabajo.