Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro pide a la Junta que trabaje para corregir el déficit público

La consejera de Hacienda garantiza que las cuentas de Andalucía están mejor que la media

Aguayo reclama al Gobierno cerca de 6.000 millones por desfases en el sistema de financiación

Montoro en el ministerio con los consejeros Martínez Aguayo y Ávila, el secretario de Estado Antonio Beteta y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo. Ampliar foto
Montoro en el ministerio con los consejeros Martínez Aguayo y Ávila, el secretario de Estado Antonio Beteta y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo.

Sin datos claros, sin compromisos y sin una disculpa, pero con las cartas sobre la mesa. Así salió ayer la consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, del encuentro que mantuvo con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para aclarar, entre otros asuntos, las dudas hechas públicas por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y del propio Montoro  sobre la situación económica de la Junta de Andalucía.

Aguayo se plantó en Madrid con el consejero de Economía, Antonio Ávila, para despejar cualquier duda sobre las cuentas públicas andaluzas. Durante los últimos días se había cuestionado desde el Gobierno central y desde el PP la salud de la economía de la Junta. “No hemos venido a exigir disculpas a nadie”, señaló Aguayo porque precisamente no fue eso lo que obtuvo del titular de la Hacienda nacional. “Me preocupa la situación de las cuentas de Andalucía, como me preocupa la situación económica del conjunto de las Administraciones públicas”, soltó el ministro como única concesión. “Me gustaría verlos preocupados a ellos elaborando un plan de viabilidad económica financiero”, espetó Montoro al considerar que Andalucía ha incumplido en 2011 el objetivo de déficit impuesto por el Gobierno.

La consejera andaluza evitó precisar a cuánto asciende esa cifra. Pero explicó: “Hemos cumplido durante seis años los objetivos de estabilidad, solo hemos incumplido los dos últimos años. Pero la desviación está por debajo de la media española”. Aguayo dejó entrever que el saldo entre los gastos y los ingresos de la Junta de Andalucía durante el año pasado volverá a arrojar una cifra negativa. Pero “por debajo de la media”.

En los últimos días, responsables de la Junta de Andalucía han ofrecido cifras contradictorias sobre el déficit regional. El Gobierno central había marcado que las comunidades autónomas no podían rebasar el límite del 1,3% del PIB. Pero la consejera de Hacienda llegó a admitir la semana pasada en sede parlamentaria que el saldo de ingresos y gastos de la Junta estaría “en torno a la media nacional” del 3%. Hoy Aguayo ha tratado de explicar esa estimación. Ha asegurado que la desviación del conjunto de las Administraciones públicas se ha disparado al 8%, dos puntos por encima de lo previsto. Como el Gobierno central ha culpado de esa desviación a las comunidades autónomas, la consejera asume que el déficit autonómico rondará esa cifra.

Aguayo también rechazó que la deuda regional sea de 25.000 millones de euros, como aseguró el líder del PP regional, Javier Arenas. En el Ejecutivo andaluz esgrimen las estadísticas del Banco de España y de la Cámara de Cuentas que sitúa la deuda financiera de Andalucía en 13.543 millones. Aunque a esta cifra habría que añadir la deuda comercial. “Lo que se debe a los proveedores”, precisó el ministro.

Tras una larga reunión de casi tres horas, los consejeros andaluces recibieron una ligera reprimenda del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. “No hay ningún motivo para la complacencia cuando hay una desviación sobre el objetivo de déficit. Nadie puede estar satisfecho cuando se incumple”. Montoro aseguró desconocer el saldo final de las cuentas de la Junta. "Es obvio que ha habido desviación y por eso estamos esperando que se pongan a trabajar en el plan de viabilidad”. El titular de la cartera de Hacienda, que es diputado nacional por Sevilla con el PP, concluyó: "Antes de reivindicar que se pongan a trabajar en corregir las desviaciones”.

Se refería a las peticiones con las que los consejeros andaluces se plantaron en la sede del ministerio. Aguayo reclama al Gobierno cerca de 6.000 millones de euros por varios conceptos: 4.252 por desfases en el sistema de financiación. La consejera explicó que la Junta ha reclamado en los juzgados esa cantidad en la que se incluyen 1.379 millones por los fondos de convergencia de 2011. Además, pide otros 1.504 millones de euros por el desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía, que obliga al Estado a realizar inversiones en función de la población. Y por último pide al Gobierno que reclame a Bruselas que agilice el pago de 945 millones de euros por los fondos europeos que ya están aprobados y que la Junta ya ha destinado y pagado.

Los representantes de la Junta de Andalucía no quedaron satisfechos con la reunión y menos aún con las declaraciones posteriores del ministro. El consejero de Economía dijo estar "perplejo" por la actitud de Montoro. "El que debe ponerse a trabajar es el propio ministro. "Se ha puesto de manifiesto que Montoro y el secretario de Estado desconocen todo lo referente a la disposición adicional tercera del Estatuto e incluso ha habido que dejarle documentación".