Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite un concejal de Reus que vendía sus productos al hospital municipal

Jofré (CiU) es dueño de una proveedora del centro sanitario que gestionaba como concejal

El edil era el segundo de Prat, que también ha dejado el cargo por incompatibilidad

Josep Jofré, concejal de CiU en Reus, dimitió ayer de todos sus cargos municipales tras conocerse que es dueño de una empresa farmacéutica proveedora del hospital Sant Joan de Reus. Este centro sanitario pertenece al Ayuntamiento de Reus a través del grupo Innova, del que Jofré era hasta ayer vicepresidente al ser concejal de Empresa y Empleo en el gobierno bipartito de Reus, formado por CiU y el PP.

La potente empresa municipal Innova, con intereses en los sectores sanitario e inmobiliario, entre otros, pierde así a su segundo alto cargo en 10 días después de que su director general, Josep Prat, dimitiera el 11 de enero por las críticas recibidas por compaginar este puesto con la presidencia del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y el grupo privado USP Hospitales. La CUP de Reus lo había llegado a denunciar por “prevaricación continuada”.

Estas dos dimisiones ilustran la crisis que vive la sanidad pública en Tarragona por el desigual impacto que los recortes del Departamento de Salud, dirigido por Boi Ruiz, han supuesto para los hospitales de la zona y por la maraña de intereses cruzados entre los grupos que los gestionan.

El Ayuntamiento de Reus descubrió el caso de Jofré al investigar la empresa municipal

El ICS, presidido por Prat, impuso en 2011 un duro ajuste a sus dos hospitales, el de Tarragona (Joan XXIII) y el de Tortosa (Verge de la Cinta), que les ha supuesto una pérdida de actividad quirúrgica superior al 15%. Mientras, los hospitales de Sagessa —la filial sanitaria de Innova, dirigida también por Prat y por Jofré— salían prácticamente indemnes del tijeretazo sanitario. El hospital Sant Joan de Reus, que compite por los recursos públicos de Salud con el Joan XXIII, apenas redujo su actividad en 2011 respecto al año anterior el 3%, y el Comarcal de Amposta, competidor del Verge de la Cinta, aumentó sus intervenciones el 8% (véase EL PAÍS del pasado 19 de enero).

Todos los sindicatos sanitarios han denunciado lo que consideran un trato de favor de Salud hacia los hospitales de Sagessa en detrimento de los del ICS y señalan a Prat como impulsor de un plan para debilitar este último organismo —la mayor empresa pública catalana, con unos 400 centros sanitarios y 40.000 empleados— con el objetivo de desmembrarlo y abrirlo al capital privado.

Las suspicacias sobre el choque de intereses entre el ICS y Sagessa también quedaron ayer de manifiesto al adelantar la cadena SER el sueldo que Prat percibía como director de Innova: 280.000 euros al año. El Ayuntamiento de Reus y el propio Prat se han negado hasta la fecha a hacer público el salario de Prat, que tras su dimisión en Innova y USP Hospitales se queda supuestamente sin ingresos fijos, ya que su cargo en el ICS no está remunerado y solo cobra dietas.

El dimisionario concejal Josep Jofré se dedica desde 1984 a la industria farmacéutica y una de sus empresas familiares, el laboratorio Serra Pàmies, SA, es proveedor del hospital Sant Joan de Reus desde 2001.

Según fuentes municipales, Jofré y Prat mantenían una estrecha relación profesional desde sus respectivos puestos. El primero, como concejal de Empresa y vicepresidente de Innova, era el encargado de cerrar contratos y supervisar todos los planes económicos de las empresas municipales. Eso incluía conocer de primera mano los movimientos de Prat como director general del Innova.

Según fuentes municipales, Jofré y Prat mantenían una estrecha relación profesional desde sus respectivos puestos

El alcalde de Reus, el convergente Carles Pellicer, explicó ayer que detectaron los intereses privados de Jofré tras investigar Innova y le ofrecieron abandonar su acta de concejal o “poner fin a la situación de incompatibilidad”. Jofré ha decidido centrarse en sus negocios privados, en los que es consejero delegado o administrador de cuatro compañías farmacéuticas y miembro del consejo de administración de otras empresas.

Marc Arza relevará a Jofré en el Consistorio como concejal de CiU. El PSC, por su parte, alegó que ignoraba la incompatibilidad descubierta en el concejal dimitido. “Sabíamos que la empresa familiar de Jofré tiene negocios en Reus, pero no su relación con el hospital”, explicó Teresa Pallarès.

La CUP lleva seis meses denunciando la opacidad que rodea a Innova y pidiendo al alcalde datos de Innova, como el sueldo de Prat y el de directivos y gerentes, el número de empresas paticipadas por el holding municipal y la cifra total de trabajadores. “Solo hemos podido ver una lista de altas y bajas en la que no figuraban ni los nombres”, denuncia el edil David Vidal.

Deuda millonaria

Innova está formada por 18 sociedades anónimas que desde el pasado junio se han dividido en tres grupos. El primero engloba la empresa encargada del agua y todo lo relacionado con el medio ambiente; el segundo, la gestión de los terrenos municipales, y el tercero, las empresas sanitarias, en las que se incluyen los servicios funerarios.

Pellicer ya ha anunciado que venderá alguna de estas compañías para saldar la deuda del Consistorio, cifrada en 369,4 millones de euros. La deuda de Innova, por su parte, asciende a 213,6 millones. El Ayuntamiento de Reus tiene una deuda del 80,75%, más de cinco puntos por encima del máximo fijado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

El síndic de greuges, Rafael Ribó, en su informe anual del 2009 calificó a Reus como el municipio menos transparente de Cataluña.