Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat reducirá déficit subiendo tasas y vendiendo patrimonio

El presupuesto se reducirá el 0,7% en 2012 por el aumento de los intereses de la deuda

El gasto destinado a los departamentos disminuirá el 3,8% de media

El consejero de Economía Andreu Mas-Colell entrega los Presupuestos de la Generalitat para de 2012 a la presidenta del Parlament Núria de Gispert.
El consejero de Economía Andreu Mas-Colell entrega los Presupuestos de la Generalitat para de 2012 a la presidenta del Parlament Núria de Gispert.

La subida de la deuda pública se ha convertido en uno de los lastres del Gobierno catalán, hasta el punto de que solo para atender los intereses deberá pagar casi 2.000 millones de euros. Tanto que los presupuestos para 2012 serán solo un 0,7% inferiores a los de este año para poder abonar estos intereses y responder a los pagos diferidos, es decir, a compromisos en obra pública que no se pueden echar atrás. Sin tener en cuenta estas dos partidas, el gasto para las políticas de los departamentos bajará un 3,8%, según el proyecto de ley de presupuestos para 2012 que ha presentado el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell. Dada la imposibilidad de recortar muchas partidas a las que ya se pasaron las tijeras de podar este año, el Ejecutivo de Artur Mas ha tenido que echar mano de los ingresos. Para ello, ha incluido en los presupuestos un paquete de medidas tributarias y de ventas de inmuebles y empresas que suman 1.608,6 millones de euros. “Vamos a hacer el mismo gasto que el año pasado, salvo la deuda y los pagos diferidos, que suben. Eso hace que el resto del gasto deba disminuir, lo cual conseguimos sobre todo con el recorte en el capítulo de personal”, ha asegurado Mas-Colell.

Las claves de las nuevas cuentas

- Los presupuestos se han elaborado con el empeño de alcanzar un déficit del 1,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012. este año es del 2,6%.

- El presupuesto de la Generalitat para 2012 será de 29.727 millones de euros.

- A los departamentos se destinan 21.443 millones de euros, el 3,8% menos que el año pasado. Las consejerías más afectadas serán Presidencia (-11,8%), Economía y Conocimiento (-9,4%), Empresa y Empleo (-7,4%) y Agricultura (-7,2%).

- Las consejerías que menos sufrirán los ajustes son Bienestar y Familia (-1%), Justicia (-2,7%) y Salud (-4,8%). Enseñanza sufrirá un recorte del 4,9%, el mismo que Interior.

- Territorio y Sostenibilidad contará con más presupuesto (14,4% más). Sin embargo, el grueso del aumento va destinado a pagar compromisos pendientes por obras de años anteriores.

- El capítulo de gastos crece, a costa de la venta de más patrimonio y más tasas. Por ejemplo, calculan que llegarán 130 millones por el incremento del céntimo sanitario que grava la gasolina; 100 millones por la instauración de una tasa turística; otros 100 millones por el copago en las recetas sanitarias o 72,5 millones con la subida del impuesto de actos jurídicos documentados.

Los presupuestos se han elaborado con el empeño de alcanzar un déficit del 1,3% del producto interior bruto (PIB) en 2012 y moderar las necesidades de endeudamiento de la Generalitat, que Mas-Colell ha explicado que se han “acelerado” desde que empezó la crisis, en 2008. “No hace falta que nos lo digan desde Alemania, la curva de deuda que llevamos no es sostenible”, ha asegurado Mas-Colell. La consecución del objetivo de déficit supondrá haber drenado en dos años 5.611,8 millones de euros. Los intereses de la deuda que debe pagar Cataluña equivalen ya al gasto de un gran departamento de la Generalitat, el tercero en peso después de Sanidad y de Educación.

El presupuesto de la Generalitat para 2012 será de 29.727 millones de euros, aunque excluyendo las amortizaciones de deuda (1.675 millones), los préstamos y las aportaciones de capital (834 millones), y los recursos finalistas que llegan del Gobierno central y Bruselas (3.660 millones), el gasto no financiero se sitúa en 23.559 millones de euros. El gasto por departamentos asciende a 21.443 millones de euros, el 3,8% menos que el año pasado. Los más afectados serán los de Presidencia (-11,8%), Economía y Conocimiento (-9,4%), Empresa y Empleo (-7,4%) y Agricultura (-7,2%), y los que menos sufrirán, los de Bienestar y Familia (-1%), Justicia (-2,7%) y Salud (-4,8%). Enseñanza sufrirá un recorte del 4,9%, el mismo que Interior. En cambio, Territorio y Sostenibilidad contará con el 14,4% más por los pagos diferidos de este departamento, es decir, comprometidos de años anteriores. “Todas estas disminuciones presupuestarias no tienen que afectar para nada al servicio público”, ha aseverado Mas-Colell.

En el capítulo de ingresos, la Generalitat espera ingresar 240 millones de euros por el impuesto de patrimonio; 130 millones por el incremento del céntimo sanitario, que grava la gasolina; 100 millones por la instauración de una tasa turística; otros 100 millones por el copago en las recetas sanitarias; 73,5 millones con el mantenimiento de las subidas sobre el impuesto sobre la renta física (IRPF) que ya aplicó el tripartito; 72,5 millones con la subida del impuesto de actos jurídicos documentados, y cuatro millones con un incremento de las tasas. En cambio, la Generalitat fijará bonificaciones para las daciones en pago, según Mas-Colell. El Ejecutivo catalán prevé, además, que la recaudación suba el 9,6% respecto a este año, aunque Mas-Colell ha advertido de que esas previsiones se realizaron en junio. Desde entonces, la situación económica y las perspectivas económicas para 2012 se han deteriorado, por lo que el consejero ha admitido que hay “incertidumbres” sobre la recaudación.