Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos alumnos abandonan el Bachillerato de Excelencia "por no alcanzar el nivel"

La Consejería de Educación trasladó en los estudiantes en noviembre

A Aguirre no le sorprende que ocurra por el alto nivel de las clases

Dos de los cien alumnos que cursan el Bachillerato de Excelencia en el Instituto San Mateo de Madrid pidieron el traslado a sus antiguos centros en noviembre, ante las dificultades que encuentran "para seguir el alto nivel de las clases", según Educación. Un portavoz de la Consejería de Educación ha señalado esta tarde que conocieron la noticia en ese momento, cuando los estudiantes solicitaron el cambio que ya les ha sido concedido.

La informaicón del doble abandono, el primero que se produce desde que arrancó este proyecto piloto e inédito en España, la ha dado la consejera de Educación, Lucía Figar, al término del Comité de Dirección del PP de Madrid que se ha reunido esta mañana bajo la presidencia de Esperanza Aguirre. La propia presidenta madrileña ha confesado que no le "sorprende" que haya jóvenes que opten por abandonar el Bachillerato de Excelencia y deseen volver a sus antiguos centros "porque no pueden seguir el ritmo de las clases" en el San Mateo.

Los dos estudiantes eran del grupo científico, el grupo B, que tiene como optativas las asignaturas de Matemáticas, Física y Química, Dibujo Técnico y Francés o Alemán. Uno volverá a su antiguo instituto y el otro se reincorpora a un centro privado. Según la consejería, no ha habido más padres o alumnos que hayan planteado complicaciones o quejas sobre este asunto. "El director sabe que todos los alumnos se matricularon voluntariamente y a nadie se le retiene en contra de su voluntad", explica el citado portavoz. "Es una decisión personal, respetable y libre de cada alumno".

Esto no significa, según Aguirre, que el Bachillerato de Excelencia no esté "funcionando bien" sino que, por el contrario, el alto nivel académico que se imparte hace que "haya chavales que tengan especiales dificultades" para seguir las clases porque "el grado de exigencia es mayor".

Aguirre ha destacado además que muchos de los alumnos que acuden a diario al San Mateo lo hacen desde municipios muy alejados de Madrid capital y con "un sacrificio enorme", al que se une el alto nivel de exigencia que se les impone.

La presidenta, que la semana pasada visitó el San Mateo y conoció de primera mano las opiniones de los alumnos del nuevo Bachillerato, ha subrayado que esta experiencia piloto "funciona excelentemente" y que se cubrirán las plazas que pudieran quedar vacantes este curso. Algunos alumnos contaron durante esa visita que el nivel es más alto que en sus antiguos centros y que sus notas han bajado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram