Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Espacio

Stephen Hawking anuncia un viaje a Alfa Centauri a bordo de un chip

Yuri Milner y Mark Zuckerberg apadrinan un programa para alcanzar la estrella más cercana a la Tierra y observar sus planetas habitables

Pie de Foto: Stephen Hawking, en una foto de archivo.

¿Se puede llegar a la estrella más próxima en 20 años? Stephen Hawking, el científico más famoso del mundo, cree que sí y ha presentado hoy una iniciativa millonaria para conseguirlo. Se trata del proyecto Breakthrough Starshot, que pretende enviar una miríada de naves espaciales a Alfa Centauri, la estrella más cercana a nuestro planeta.

“La Tierra es un lugar maravilloso, pero puede que no dure para siempre”, ha dicho Hawking. “Tarde o temprano debemos mirar a las estrellas” y este proyecto “es un primer paso muy estimulante”, ha añadido.

Junto a Hawking, apoya la iniciativa el magnate ruso Yuri Milner, famoso por haber creado alguno de los premios para científicos mejor pagados del mundo. El proyecto pretende desarrollar una tecnología basada en chips de unos pocos gramos, similares a los que hay en los teléfonos móviles. Estas nanonaves se moverían con luz láser y serían capaces de llegar al astro en unos 20 años, según la web del proyecto. Uno de los objetivos es estudiar los posibles planetas habitables similares a la Tierra que hay en este sistema solar vecino.

Antes de eso es posible que se tarde otros 20 años en desarrollar toda la tecnología necesaria. La iniciativa está financiada con 100 millones de dólares y se ha presentado hoy en una rueda de prensa en Nueva York. Además de Hawking y Milner, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, forma parte de la junta directiva. No es casual que la presentación se haya hecho hoy, cuando se cumplen 55 años del primer viaje el espacio, protagonizado por el cosmonauta soviético Yuri Gagarin.

El director de la iniciativa será Peter Worden, ex director del centro Ames de la NASA, asesorado por científicos e ingenieros de primer nivel. A la presentación de hoy también han asistido otros grandes nombres de la ciencia y la divulgación como Ann Druyan, coguionista de la serie Cosmos y que fue mujer de Carl Sagan, o Freeman Dyson.

Con la tecnología actual se tardaría en llegar a Alfa Centauri 30.000 años, dice el comunicado emitido hoy. El proyecto trazado para alcanzarlo debe conseguir que los nuevos dispositivos necesarios alcancen la madurez para que cada nave no sea más cara que un iPhone. Solo entonces se podría enviar muchos de estos vehículos, compuestos por chips capaces de tomar imágenes que viajarían sobre velas solares propulsadas por luz y que lograrían moverse unas mil veces más rápido que los vehículos espaciales actuales.

“Nuestra inspiración viene de Vostok, Apolo, y otros programas espaciales”, ha dicho Worden. “Es tiempo de abrir la era de los viajes interestelares aunque necesitamos mantener los pies en el suelo para conseguirlo”, ha añadido.

Más información