Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLAVES CULTURALES: LITERATURA

Un año no ficticio

El arte de contar la realidad

Ilustración de Alberto Gamón. Ampliar foto
Ilustración de Alberto Gamón.

El pasado nueve de octubre Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca, pronunciaba ante el enjambre de medios de todo el mundo el nombre de Svetlana Alexievich, y convertía a la periodista bielorrusa en el primer Nobel de Literatura sin obra de ficción desde que en 1953 el galardonado fuera Winston Churchill. “Es sin duda un gesto para con la no ficción que le den el Nobel a una periodista”, cuenta Leila Guerriero, cuyo trabajo periodístico forma parte de las más importantes antologías actuales (Mejor que ficción, Anagrama; Antología de crónica latinoamericana actual, Alfaguara). “Pero no hay que olvidar que ya habían dado un Nobel a un estupendo periodista, que es García Márquez. De hecho, Márquez no perdía oportunidad de reivindicar que todo lo que sabía del arte de narrar, de contar las cosas, lo había aprendido del periodismo”, recuerda. “En América Latina la no ficción es algo que siempre hemos tenido más presente. Tomás Eloy Martín, Mario Vargas Llosa… Ellos demostraron que el periodismo es también una categoría del arte”. ¿Es quizá un tiempo de crisis, un tiempo revuelto, un buen caldo de cultivo para la no ficción? “Quizá los tiempos se han complicado en Europa, y el Nobel sea un reflejo de eso. La realidad es más compleja y ahora quizá se necesite la figura de un periodista que desentrañe, que traduzca esa realidad. Esa mirada más pausada”. Por culpa de (o gracias a) la crisis, o no, el caso es que la no ficción vive un momento álgido: “Debate, Libros del K.O, Círculo de tiza… hay muchas editoriales que apuestan fuerte por este tipo de obras”, cuenta Guerriero antes de viajar, precisamente, a un congreso sobre no ficción realizado en la ciudad noruega de Bergen. Y como la no ficción se nutre del día a día, como bebe de la fuente de la realidad, repite un milenario proverbio chino: “Ojalá te toque vivir tiempos interesantes”. Y con sonrisa pícara recuerda que, lejos de ser un deseo de prosperidad, en realidad era la peor maldición que se le podía desear a nadie.

Se habla de…

Las recomendaciones de Leila Guerriero

41 retratos fallidos. Janet Malcolm. Debate. 256 páginas. 20.90 euros.

“El libro de Malcolm es fascinante. Recuerdo su primer perfil, a un pintor. Transforma una debilidad, la de no acabar de comprender al personaje, en una virtud. A través de una estructura brillante compone un gran perfil. Recuerdo que al leerlo pensé: esto es algo nuevo”.

Galicia. Julio Camba. Forcola. 176 páginas. 18.50 euros.

“Toda la obra de Camba merece la pena. Es un personaje que hay que recuperar. Fue un gran periodista. Otras propuestas imprescindibles de no ficción, aunque más antiguas, son también El ladrón de orquídeas, de Susan Orlean (Anagrama), o Hiroshima, de John Hersey (Debolsillo)”

En año (y fechas) electorales, se puede echar un ojo al currículum literario del próximo presidente de España. Aunque el nombre sea una incógnita, todos los posibles han hecho sus pinitos en el oficio de juntar letras. Rajoy, en 2011, se confesó En confianza (Planeta), y Pedro Sánchez, en 2013, presentó su Nueva diplomacia económica española (Delta). Los emergentes están más activos y recientes. Albert Rivera se ha convertido este año en un género en sí mismo, como prueban propuestas tan dispares que van de El cambio sensato (del propio Rivera, Espasa) a Albert Rivera es un lagarto de V (Carlos Delgado). El líder de Ciudadanos, por cierto, ya había sacado libro en 2014: Juntos podemos (Espasa). Curioso título. Pablo Iglesias, por cierto, Participó en Lecciones políticas en Juego de Tronos (Akal). Pero no toda la actualidad se acaba en la política española, hay rincones más oscuros, aunque no lo parezca. En Los caballos de Dios (Alfaguara) Mahi Binebine narra la forja de un yihadista. Mediterráneo: El naufragio de Europa (Tirant lo Blanch) se centra en la crisis de los refugiados, Almudena Grandes en Los besos en el pan (Tusquets), aborda la vida cotidiana de las víctimas de la crisis, y Martín Caparrós encara en El hambre (Anagrama) la terrible lacra de su título. Y quien intenta meter todo esto en un libro de ficción, todo el hoy en el mismo saco, es Jonathan Franzen, que vuelve con Pureza.

La guerra no tiene rostro de mujer. Svetlana Alexievich. Debate. 369 páginas. 21.90 euros.

El Premio Nobel a veces confirma y a veces descubre. En España, la obra de Svetlana Alexievich responde al segundo caso, pues hasta ahora solo disponíamos de uno de sus libros en nuestro idioma. Aquí, reúne los recuerdos de cientos de mujeres que lucharon en el Ejército Rojo durante la segunda guerra mundial. Luz para la parte silenciada del conflicto.

Aquí. Richard McGuire. Salamandra Graphic. 304 páginas. 27.50 euros.

McGuire nos cuenta en este cómic la historia de una esquina de un salón. Así de simple. Un encuadre que se vuelve protagonista y de paso dinamita las reglas clásicas del cómic. Una obra y una maestría que consigue que los momentos vividos ahí, cómo decirlo, rimen.

40 años con Franco. Julián Casanova y otros nueve autores. Crítica. Barcelona, 2015. 416 páginas. 20,99 euros.

Lo que cambia las cosas una preposición. Ahora que se cumplen 40 años sin, Julián Casanova (y nueve historiadores más) analizan diversos aspectos de ese con que duró cuatro décadas. Narrativa, mitos, propagandas, cine o el día a día de las mujeres. Porque para no olvidar, las palabras son mejores que la jalea.

Historia alternativa del siglo XX. John Higgs. Taurus. 354 páginas. 21.90 euros.

Higgs se sale del camino habitual y se centra en las notas discordantes de la ciencia, el arte o las vanguardias del pasado siglo con insobornable curiosidad (y mucho humor). Y, oye, resulta que explica bastante bien nuestro actual estado crónico a la deriva.

La niña perdida. Elena Ferrante. Lumen. 544 páginas.24.90 euros.

Que sí, que todavía se escriben libros, incluso sagas, de las que se hablará dentro de muchos años. La niña perdida cierra la tetralogía que con pulso y autoridad narrativa ha forjado Elena Ferrante (o quien diablos se esconda bajo ese nombre).

Nuevo destino. Phil Klay. Random House. 288 páginas. 20,90 euros.

A veces uno debuta y da con la tecla. Y esto no pasa tan a menudo como para no tenerlo en cuenta. Phli Klay, exmarine reconvertido a escritor, digiere sus vivencias y demonios para plasmar en este su primer libro la vida en las guerras de hoy, empeñadas en anabolizar la realidad.

Corto Maltés. Bajo el sol de medianoche. Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero. Norma Editorial. 96 páginas. 19,50 euros.

Que un personaje puede sobrevivir con dignidad a su creador ya lo sabíamos, pero siempre es grato recordarlo. Díaz Canales y Pellejero logran atrapar la esencia del hijo de la Niña de Gibraltar y plasmarla aquí. Como reencontrarse con un amigo que uno creía perdido…

También esto pasará. Milena Busquets. Anagrama. 172 páginas. 16,90 euros.

A veces un libro se le puede recomendar al letraherido, al turista literario más o menos fijo y al que pasaba por allí, porque aguanta juicios laxos y severos. Milena Busquets demuestra que la ligereza es algo serio, en una novela empeñada en contradecir su título.

Producciones Kim Jong-II Presenta... Paul Fischer. Turner. 300 páginas. 18.90 euros.

Es terrible que el halo que rodea a la familia Kim sea más cómico que trágico, pero de veras que se esfuerzan por que sea así. Fischer cuenta aquí la historia de cómo el (anterior) Querido Líder secuestró a una actriz y un director de Korea del Sur. Tragicómico es la palabra.

La zona de interés. Martin Amis. Anagrama. 307 páginas. 19,90 euros.

¿Comicidad sobre una de las mayores barbaridades de la historia? Martin Amis consigue hacernos reír con su novela de ¿amor? Situada en un campo de exterminio nazi. Y eso es terriblemente difícil.

Aquí viven leones. Fernando Savater y Sara Torres. Debate. 256 páginas. 21,90 euros.

Una invitación al mundo de la literatura, y una carta de amor a los escritores más queridos por los autores. De Shakespeare a Agatha Christie, un libro de claves y divulgación que incita a leer a los ocho clásicos en los que se adentra.

Remando como un solo hombre. Daniel James Brown. Nórdica. 464 páginas. 19,95 euros

Brown reconstruye la (épica) historia del equipo de remo estadounidense que, en 1936, derrotó por un segundo a los alemanes en los Juegos Olímpicos organizados por Hitler. Digan una ficción mejor que esta historia real.