Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las maravillas del ‘Hubble’

El telescopio espacial ‘Hubble’ nos ha enseñado el universo más lejano, reflexiona en este texto el astronauta español Pedro Duque

El proyecto, lanzado por la NASA y la Agencia Espacial Europea en 1990, ha cumplido 25 años orbitando alrededor de la Tierra

Nebulosa Gum 29, a 20.000 años luz.

De la manera más sencilla con la que cabría explicar algo tan complejo como el Hubble, podría decirse que se trata de un telescopio para ver las estrellas y los planetas de cerca. La inmensidad de la altura a la que se encuentra y su estado permanente en sombra le convierten en el mejor de los telescopios imaginables. Las diferentes cámaras integradas en sus sistemas de funcionamiento apuntan con precisión hacia las estrellas para lograr imágenes tan bellas e impactantes como las que acompañan a este texto.

Los datos que capta con su ojo el Hubble se registran en los ordenadores que lleva a bordo. El computador se comunica vía satélite para descargar escenas que nos han permitido vislumbrar el espacio más profundo. En su funcionamiento, este telescopio apunta hacia el espacio negro, de manera que después de un tiempo mirando hacia la misma dirección logra registrar las galaxias más lejanas que habitan esa parte negra. El Hubble nos ha acercado al universo más lejano, que a la vez es el más antiguo, a mil millones de años luz.

Durante su funcionamiento, el Hubble permanece a la sombra de la Tierra. Es entonces cuando captura sus imágenes. La otra mitad de su tiempo, el telescopio recibe comandos y transmite información. Su infraestructura ha evolucionado a lo largo de sus 25 años de vida con sucesivas misiones de astronautas que corrigieron sus errores iniciales y últimamente ha pulido sus avances tecnológicos. En esos viajes también se han llevado a cabo reparaciones y mejoras. En 2009 recibió la última visita de los astronautas para su puesta a punto. Nuevas baterías, detectores con capacidad para ver en formato ultravioleta, un herraje especial por la parte contraria al telescopio para enganchar en el futuro con otro tipo de naves…

El 'Hubble' en 1999, durante una misión de astronautas para llevar a cabo reparaciones. pulsa en la foto
El 'Hubble' en 1999, durante una misión de astronautas para llevar a cabo reparaciones.

Para los astrofísicos, lo más destacable del Hubble son las observaciones que puede llevar a cabo sobre elementos que están muy lejos de la Tierra y que la atmósfera impide contemplar desde aquí. Observando las explosiones de estrellas a distancias enormes se han hecho las cuentas que nos llevan a plantearnos la existencia de la materia oscura.

La alianza entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) ha sido crucial para el éxito de este proyecto. Su inversión total ha sido de 12.000 millones de euros desde los años setenta hasta hoy. Entre los beneficios para España, los astrónomos nacionales, al ser miembros de la ESA, han tenido acceso al mejor telescopio del mundo. Y la ESA ha colocado en el Centro Europeo de Astronomía Espacial, en España, el archivo completo de todas las imágenes que ha tomado el Hubble en sus 25 años de vida. Todo astrónomo europeo ha de dirigirse hoy al archivo español para acceder a los datos.

El Hubble ha tomado hasta nuestros días la fotografía de aproximadamente el 1% del cielo. En 2011 registró su observación un millón. Se han registrado 13.000 publicaciones científicas. Y nos queda el 99% del cielo por mirar. El espacio es una fuente de información que revela cosas básicas que todavía desconocemos sobre el universo y la naturaleza. El espacio es todo. La Tierra es una poquita cosa.

El estudio de la parte del espacio donde se producen fenómenos de mayor energía, como la explosión de supernovas y agujeros negros, nos ayuda a entender los fenómenos más pequeños, como el funcionamiento de átomos y neutrones. El conocimiento de la parte más lejana del espacio nos brinda información para conocer leyes de la naturaleza que rigen lo más pequeño.

Galaxia de la constelación de Virgo, a sus 28 millones de años luz. pulsa en la foto
Galaxia de la constelación de Virgo, a sus 28 millones de años luz.

Contemplar las estrellas, dirigir la vista al cielo… Que exista un libro sobre las imágenes del Hubble como Expanding Universe, al que pertenecen estas imágenes, es un ejemplo vivo de cómo mucha gente disfruta viendo las formas del espacio. Galaxias chocando entre sí que no se ven desde otros telescopios terrestres, explosiones de supernovas que provocan anillos… Todo invita a la fantasía. ¡Cómo sería aquello si pudiéramos estar allí!.

El libro Expanding Universe. Photographs from the Hubble Space Telescope, publicado por la editorial Taschen para conmemorar los 25 años del telescopio espacial Hubble, reúne impactantes imágenes tomadas desde 1990.

elpaissemanal@elpais.es

Más información