ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 12 de abril de 2005

Manuel Cruz gana el Anagrama con un ensayo sobre la autonomía de la memoria

¿En nombre de qué revisitamos el pasado? ¿Por qué hay episodios históricos que se recuerdan más que otros? Estas preguntas están detrás de Las malas pasadas del pasado, "un modesto manual de instrucciones para manejar adecuadamente lo que queda atrás" con que el filósofo Manuel Cruz (Barcelona, 1951) obtuvo ayer el 33º Premio Anagrama de Ensayo, dotado con 6.000 euros. El periodista J. Benito Fernández (Tomiño, Pontevedra, 1956) quedó finalista con una biografía del escritor Eduardo Haro Ibars.

Según explicó Cruz ayer en Barcelona, Las malas pasadas del pasado presenta "una reserva ante el exceso de memoria que nos asola" en los ámbitos público y privado, ya sea en conmemoraciones como en series de televisión. El filósofo parafraseó a Tzvetan Todorov y a Lampedusa: "Ciertos usos o abusos de la memoria indican que alguien ha pensado que lo que nos conviene es recordar mucho para mejor olvidar".

Cruz defiende en el libro que el buen uso de la memoria precisa de dos rasgos: la autonomía y la crítica. "No se puede imponer por decreto ni el recuerdo ni el olvido, ni se puede imponer una versión del pasado", afirmó. "Hay que huir de la autocomplacencia y de lo unánimemente aceptado" y tratar de no perder de vista que "no hay ninguna sociedad que no tenga algo de qué avergonzarse o incluso de qué arrepentirse". Consciente de lo delicado de este terreno, Cruz advirtió de que lo que defiende "no es nada parecido al revisionismo histórico". Y citó a W. G. Sebald y su Sobre la historia natural de la destrucción, un conjunto de textos donde el autor recordaba la crudeza de los bombardeos aliados sobre la población civil alemana durante la II Guerra Mundial: "Si estamos atenazados por el miedo de lo políticamente correcto o lo históricamente correcto, no vamos a salir de las versiones oficiales".

Eduardo Haro Ibars: los pasos del caído es un trabajo de investigación sobre el escritor planteado como complemento al anterior libro de J. Benito Fernández sobre Leopoldo M. Panero. Poeta, periodista, letrista de la Orquesta Mondragón, precursor del movimiento gay, pionero de la movida y del underground español, autor de culto para muchos, Fernández destacó la calidad de "freak, de raro", de su biografiado, y habló de la relación con su padre, el periodista Eduardo Haro Tecglen, de quien aseguró que no ha querido ser entrevistado. Para Fernández, Eduardo Haro Ibars (1948-1988) no fue un "maldito", sino que lo "maldecían".

El filósofo Manuel Cruz, en Barcelona. / JORDI BARRERAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana