Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoé Valdés gana el Fernando Lara con una novela de piratas

'Lobas de mar', la obra de la escritora cubana, transcurre hacia 1700

Una novela de piratas que transcurre hacia 1700 ganó ayer el VIII Premio Fernando Lara. La escritora cubana Zoé Valdés es la autora de esta obra, que fue presentada al galardón con el título de La mar deseada. Valdés, muy conocida por su rechazo al régimen castrista, narra la historia de la hija de una familia irlandesa que se va con un pirata. En el barco nadie sabe que es una mujer. Todos suponen que es un amigo del capitán.

Zoé Valdés se presentó al certamen con el pseudónimo Mei Ying. Al premio concurrieron 221 novelas, de las que 10 fueron seleccionadas como finalistas. El escritor Antonio Prieto, uno de los integrantes del jurado, destacó el pasado miércoles la calidad literaria de la novela presentada con el título La mar deseada. Prieto, que la definió como "una novela de piratas", señaló que esta obra le evocaba la narrativa inglesa del siglo XIX.

Valdés nació en 1959 en La Habana. Cursó las carreras de Pedagogía Superior y de Filología sin concluir ninguna. De 1984 a 1988 trabajó en la Delegación de Cuba ante la Unesco en París y en la Oficina Cultural de la Embajada cubana. Tras volver a la isla, trabajó entre 1990 y 1995 como subdirectora de la revista Cine Cubano y como guionista del Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficas.

En 1995 fue invitada oficialmente a Francia, donde pidió asilo político. En diciembre de 1997 obtuvo la nacionalidad española. Valdés reside en París junto a su esposo y su hija. La autora ha escrito varios libros de poesía. En 1993 publicó su primera novela, Sangre azul. Le siguieron La nada cotidiana (1995) y La hija del embajador (1995), que editó Bitzoc. Fue finalista del Premio Planeta en 1996 con Te di la vida entera.

Valdés recordaba, tras quedar finalista del Planeta, cómo el exilio le hizo ser consciente de "la importancia del lenguaje". "En esta novela me he esforzado por reflejar la memoria de mi abuela y de mi madre y de confrontarla con la Cuba de ahora", dijo Valdés en referencia a Te di la vida entera.

Y es que la familia es una de las claves más recurrentes de su obra. La infancia de la escritora estuvo marcada por las mujeres, en concreto por su abuela, su madre y su tía. "En un momento de mi vida, lo que deseaba era llegar a mi padre, lo necesitaba. Hasta que lo conocí. Yo era una niña muy pobre, y no era triste por ser pobre, sino porque no vivía de la manera convencional de otros niños", comentaba hace un año. "De alguna manera, uno repite los modelos con los que ha vivido. Mi abuela, mi madre y mi tía tenían conceptos de vida muy diferentes y me han influido mucho", añadía la escritora cubana.

Convocado por la Fundación José Manuel Lara, que tiene su sede en Sevilla, y por la Editorial Planeta, el galardón cuenta con una dotación de 120.200 euros para la obra ganadora. El jurado estuvo compuesto por el periodista y académico Luis María Anson y los escritores Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Antonio Prieto y Carlos Pujol. Manuel Lombardero actuó como secretario.

El Premio Fernando Lara recayó en sus anteriores ediciones en Terenci Moix (1996), Francisco Umbral (1997), Juan Eslava Galán (1998), Luis Racionero (1999), Ángeles Caso (2000), José Carlos Somoza (2001) y Juan Carlos Arce (2002).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2003