ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 2 de noviembre de 1993

La repentina muerte del joven actor River Phoenix conmociona a Hollywood

La autopsia efectuada ayer no logra descubrir las causas de su fallecimiento

Hollywood amaneció ayer conmocionado por la inesperada noticia de la muerte repentina de uno de sus más prometedores valores: River Phoenix, que falleció el domingo tras sufrir un colapso a la salida de una discoteca en Los Ángeles (California). Según un reportaje retransmitido anoche en el programa de televisión Hard copy, Phoenix murió a causa de una sobredosis de drogas. La primera autopsia, realizada ayer, no fue concluyente y revela que "no se encontró nada que sugiera la causa de su muerte". Harrison Ford, que hizo de padre suyo en La costa de los mosquitos y actuó también con él en Indiana Jones y la última cruzada, fue el primero en reaccionar. "Llegué a quererle como a un hijo", declaró.

más información

La misteriosa muerte del actor sigue teniendo en vilo a sus admiradores. La primera autopsia realizada ayer en Los Ángeles no tuvo resultados concluyentes. Un comunicado que se facilitó a la prensa dice escuetamente que "nada en el examen que hemos practicado nos sugiere las causas de su muerte". Añaden que se efectuarán nuevas pruebas toxicológicas para averiguar si fue por drogas o alcohol. Las pruebas de sangre y tejidos pueden tardar entre seis y nueve semanas en dar nuevos resultados.Fuentes del hospital Cedros del Sinaí explicaron ayer que fue Leaf Plioenix, hermano de River, quien pidió ayuda porque el actor se había desmayado tras "tomar valium o alguna otra pastilla". Leaf y la actriz Samantha Matis, que se encontraban con él en la discoteca Viper Room en West Hollywood, en Los Ángeles (California), declararon que Phoenix estaba "actuando de forma extraña" antes de salir a la calle y perder el conocimiento. Uno de los testigos presenciales declaró que presentaba signos de ahogo "como un pez fuera del agua".

Otros muchos actores y gente vinculada a la generación más joven de los medios cinematográficos y musicales estadounidenses, asistían esa noche a una fiesta de Halloween en la citada discoteca, propiedad del también joven actor Johnny Depp.

Era la una de la madrugada del domingo. Minutos antes, la policía de Los Ángeles había recibido una llamada pidiendo asistencia urgente para "un hombre que tenía fuertes convulsiones y ataques epilépticos y que posteriormente sufrió un paro cardiaco". El actor había estado tirado en la acera durante ocho minutos antes de que nadie le ofreciera su ayuda. Poco después apareció Flea, bajista del grupo Red Hot Chili Peppers y amigo suyo, que lo auxilió y acompañó luego en la ambulancia.

Plioenix fue trasladado al hospital Cedros del Sinaí, donde se anunció oficialmente su fallecimiento a la 1.51 de la madrugada, hora local.

Detectives del departamento de Homicidios investigaban ayer los hechos porque "es inusual que alguien de su edad muera de esa manera", según afirmó el portavoz de la policía Bill Martin.

El diario The New York Daily News citó las palabras del médico asistente de los bomberos que atendió a Phoenix hasta la llegada de la ambulancia, al que unos amigos del actor le dijeron que "había estado tomando drogas". "Es la clásica reacción al exceso de cocaína. Simplemente te pega fuerte y se te para el corazón", dijo Ribar.

Fuentes no oficiales y amigos del actor insisten en que éste tenía graves problemas de drogas. Otras fuentes, sin embargo, afirman que River Phoenix no era uno de esos jóvenes talentos que se han rendido rápidamente a las drogas y el alcohol. Por el contrario, dicen, era un vegetariano convencido y solía hablar en público en contra del hábito de comer carne y ni siquiera solía vestir prendas de cuero.

La representante de Phoenix, Sue Patricola, no daba crédito al triste fin del actor. "Es trágico que un talento tan extraordinario como el suyo desaparezca tan súbitamente", afirmó consternada.

Fin de una carrera

La incipiente pero intensa carrera de River Phoenix, protagonista de películas como Cuenta conmigo e Indiana Jones y a última cruzada, llegó a su fin en la madrugada del domingo. El actor vegetariano con cara de ángel, descrito siempre como modelo de buena salud y de pulcritud personal y profesional, intentó alejarse de esta imagen en 1991, cuando hizo el papel de chapero en la película de Gus van Sant, Mi Idaho privado. Su temprana muerte contribuye a crear alrededor de él una leyenda en la que algunos ya encuentran parecidos con el mítico James Dean.

Harrison Ford, que trabajó con él en La última cruzada -Phoenix hacía de joven Indiana Jones- y en La Costa de los Mosquitos, declaró ayer a la prensa que se encontraba "terriblemente apenado" por el suceso. "Interpretó a mi hijo en una ocasión y llegué a quererle como un hijo, y estaba orgulloso de verle convertirse en un hombre de tanto talento, integridad y compasión".

La familia del actor, reunida en Los Ángeles, hizo pública la siguiente declaración: "Nuestro agredecimiento más profundo va para todos vosotros que habéis sido amigos y habéis apoyado a nuestro querido hijo, hermano, nieto y amante, River, que vive en todas nuestras vidas. Su belleza, gentileza, compasión, vulnerabilidad y amor es un regalo para toda la eternidad".

Phoenix se encontraba a punto de terminar el rodaje de la película Dark Blood, y en cuestión de semanas iba a comenzar a trabajar en Interview with de vampire, junto a Tom Cruise y Antonio Banderas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana