Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suicidio en Nueva York del novelista polaco Jerzy Kosinski

El novelista de origen polaco Jerzy Kosinski, de 57 años, fue encontrado muerto ayer en la bañera de su piso de Nueva York, con una bolsa de plástico en la cabeza, según informó la policía.El autor de El pájaro pintado, Pasos y Being there, adaptada al cine con el título de Bienvenido Mr. Chance, fue encontrado por su esposa, Katherine von Fraunhofer, quien dijo a través de un portavoz que su marido sufría depresiones a causa de problemas cardíacos: "Su progresiva incapacidad para escribir le había vuelto depresivo, así como su temor de convertirse en un fardo para mí y sus amigos". Kosinski dejó un mensaje que, según la policía, hablaba de problemas de salud.

Hijo de un profesor de lenguas clásicas y de una pianista, Jerzy Kosinski nació en Lodz, Polonia, en 1933. De religión judía, al estallar la guerra fue enviado por su familia, para salvarle, a la casa de unos campesinos católicos, experíencía en la que se inspiraría la dura novela con la que se dió a conocer a los 32 años: El pájaro pintado, que ya contenía los principales elementos de su prosa: un original punto de vista y una desolada visión del hombre, reflejada en un estilo escueto y contundente. Sólo dos de sus familiares sobrevivieron al exterminio nazi.

Refugiado

Kosinski, que llegaría a enseñar inglés en las universidades de Princeton y Yale, estudió Ciencias Políticas e Historia en la universidad de Varsovia. A los 24 años, con el ardid de que le había sido concedida una beca, lo que era mentira, logró refugiarse en Estados Unidos, donde trabajó como camarero, taxista y aparcacoches hasta que consiguió una verdadera beca en la universidad de Columbia.

En 1960, con el seudónimo Joseph Novak, publicó El futuro es nuestro, camarada, un libro escrito ya, como todos los demás, en inglés, y otro ensayo: en ambos analizaba la sociedad soviética.

Con El pájaro pintado (1965) obtuvo en Francia el premio al mejor libro extranjero. Siguieron Pasos (1969), premio Nacional del Libro en Estados Unidos; Cockpit, la crónica de su huída desde Polonia; Cita a ciegas, que describe el encuentro con su mujer; y Being there, todos ellos publicados en España. En 1982, la novela Pinball no obtuvo mayor éxito, en tanto que él se estrenaba como actor en el papel de Zinoviev en la película Reds. También fue presidente del PEN club, cargo desde el se dedicó a defender a los escritores perseguidos en todo el mundo.

Antes de casarse con su actual mujer, en 1987, después de largos años de convivencia, Kosinski ya había estado casado con Mary Hayward Weir, una rica viuda americana fallecida en 1968.

Esquiador y equitador, Kosinski llevaba una vida intensa que le conducía a los lugares más marginales de Nueva York, en busca de la ambigua y dura atmósfera de sus novelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 1991